Entrevista: ¿Cómo crear una cultura basada en datos?

128

Conversamos con Valentina Amaya Méndez, Consultora en RR.HH., sobre el enfoque basado en datos, cómo trabajar hacia la adopción de una cultura basada en datos, cuáles son los beneficios y recomendaciones.

¿Qué es el enfoque basado en datos?

En los últimos años se ha impulsado la práctica de la analítica de datos en distintas áreas del negocio: Marketing, Finanzas e incluso Recursos Humanos. Cuando se habla de analítica necesariamente hablamos de adoptar un enfoque basado en datos, es decir anclar la gestión diaria en el uso de datos del área y del negocio.

Este enfoque implica que el principal insumo para las conversaciones de equipo, los análisis y la toma de decisiones son los datos. Se espera que con ello se cuestionen creencias, supuestos y se encuentre una alternativa superadora al discurso que inicia con “yo creo que…” o “yo siento que…”. Es claro entonces que no basta con trabajar con archivos de Excel o con sofisticados sistemas de información para sostener un enfoque basado en datos. Para ello es necesario que la práctica esté instalada en la cultura organizacional y que se convierta en la forma de resolver los problemas, de tomar decisiones y en la base de las acciones de quienes habitan la organización.

¿Cómo crear una cultura basada en datos? ¿Cuáles son los pasos?

Crear una cultura basada en datos lleva tiempo, energía, recursos y principalmente disciplina. Los procesos de transformación cultural requieren un esfuerzo de todas las personas involucradas porque se apunta a un cambio significativo en la forma “automática” en la que el sistema organizacional responde ante los cambios y a los requerimientos del entorno.

Mas que un recetario a seguir con un conjunto de pasos estáticos, propongo algunos puntos a considerar en un proceso de transformación cultural. El orden o la aplicabilidad de mi propuesta dependerá del análisis sobre el contexto, la cultura organizacional actual y las habilidades analíticas existentes en la organización, entre otras variables.

Así las cosas, para trabajar hacia la adopción de una cultura basada en datos es recomendable que:

  • Se manifieste la necesidad y/o la relevancia de transformar la gestión hacia el uso de datos: si no hay un cuestionamiento sobre la forma en la que se viene gestionando la organización y tomando decisiones, es poco probable que se logre movilizar a todas las personas hacia un nuevo puerto.
  • La iniciativa esté apoyada e impulsada por los líderes formales e informales de la organización. El sponsorship es clave para promover la adopción y la adaptación hacia una cultura diferente, en este caso una cultura basada en datos. Para ello, piensen en la propuesta de valor que representa una gestión analítica para el negocio y comuníquenla a los líderes oportunamente.
  • Identifiquen qué datos hay, quiénes son los responsables de la gestión de esta información, el nivel actual de habilidades analíticas y las tecnologías que tienen. Haciendo un diagnóstico de la situación actual y reconociendo el norte hacia el cual van a trabajar, van a identificar las brechas a cubrir.
  • Trabajen fuertemente en el desarrollo de habilidades analíticas o lo que se conoce hoy en día como Data Literacy. Si la gente no sabe trabajar con datos, la organización está en problemas. Para superarlos, simplemente inicien por ejercitarse en el manejo básico de datos, en técnicas de exploración y explotación y en conocimientos estadísticos básicos/intermedios aplicados a la gestión diaria.
  • Inicien la transformación con cambios pequeños, pero de alto impacto. Pensar en quick wins que contribuyan progresivamente a grandes logros es una de las mejores estrategias para promover el movimiento. No esperen a tener un científico de datos en la organización o a adquirir los más sofisticados sistemas: comiencen por revisar los excels y los reportes que ya tengan. Cuestionen el uso que dan a los datos y exploren otras posibilidades.
  • Definan un equipo de trabajo que se encargue de promover las nuevas prácticas y encausar a las personas cuando retornen a los puntos de gestión anteriores. Este equipo debe impulsar conversaciones y decisiones ancladas en datos, revisar progresos, obstáculos y estar atentos a posibles resistencias.

MIRA: Edenred e izipay se unen para lanzar la tarjeta 100 % digital ‘Edenred Zero’

¿Cuáles son los beneficios de la toma de decisiones basada en datos?

Uno de los pilares para trabajar hacia una cultura basada en datos es comprender los beneficios de tomar decisiones a partir de datos. Uno de los más importantes es que se cuestionan las prácticas habituales o de moda y las creencias infundadas. Los datos son evidencia que nos aporta la organización para validar (o no) lo que hacemos y lo que pensamos sobre la gestión y las personas. En definitiva, tomar decisiones basadas en datos nos conduce a trabajar con el enfoque de un científico: plantear hipótesis, buscar evidencia (datos) para intentar refutar esa hipótesis y llegar a conclusiones de valor. Quizás esto signifique lograr resultados antes impensados o reconocer que lo que se creía que estaba bien, podría estar mejor.

El hecho de usar datos para decidir nos obliga a desarrollar un profundo conocimiento sobre la organización. Este conocimiento es lo que permite extraer los datos adecuados según las necesidades y prioridades del negocio para luego analizarlos y elegir el curso de acción más adecuado. Es así como los datos nos conducen a tomar decisiones informadas que pueden ayudar a evitar errores a partir de conocer experiencias previas, identificar tendencias e incluso predecir fenómenos.

Otro beneficio de este tipo de decisiones es que promueven un enfoque sistémico dentro de la organización. Los datos que tenemos no son solo el resultado de la gestión de un área específica, sino que se alimentan de los productos y de la interacción de distintos equipos de trabajo. Por ejemplo, el revenue de la organización no solo se debe al trabajo del área de Finanzas. Este dato se explica por la gestión de Marketing por su trabajo con los clientes externos, por la estrategia general delineada por el CEO, por la contratación y formación a cargo de RR.HH., entre otros. Como se ve, un dato está explicado por distintas variables y la comprensión de la interacción de ellas es lo que nos conduce a una mirada sistémica.

¿Qué recomendaciones le darías a las empresas que todavía no lo aplican?

Si estás en una organización en la que aún no están instalando una cultura basada en datos y quieres impulsar la transformación, te recomiendo que:

  • Te contactes con colegas que ya hayan avanzado en esta línea. Indaga cómo fue su proceso, cuáles han sido sus éxitos y sus grandes aprendizajes. En este punto toma como referencia sus experiencias, poniéndolas en perspectiva con las características y el contexto de tu organización.
  • Evalúa la urgencia y el valor que traería impulsar una cultura basada en datos. ¿Para qué la quieres impulsar? ¿Qué quieres lograr? Aclara estos puntos para avanzar.
  • Pon sobre la mesa las limitaciones de la cultura actual y los problemas que representa tomar decisiones sin un criterio unificado. Así empezarás a generar un sentido de urgencia y a instalar cuestionamientos sobre la forma habitual en la que se actúa y se decide.

VIDEO:


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios