Un estudio confirma que Internet es la principal fuente de malgasto de la jornada laboral

690

Le siguen la máquina expendedora y las reuniones inútiles, especialmente en las grandes organizaciones

Admítelo: Has comprado vía Internet, has publicado estados en Facebook y te has puesto el día sobre las últimas noticias deportivas desde tu puesto de trabajo. Y no eres el único. De hecho, un nuevo estudio realizado por la firma de personal ejecutivo Robert Half International muestra que la navegación por Internet encabeza la lista cuando se trata de tiempo improductivo en el trabajo.

La encuesta, que ha contado con la participación de más de 2.100 trabajadores en Estados Unidos, revela que casi un tercio de los encuestados, el 32%, cree que el uso personal de Internet es la principal fuente de la pérdida de tiempo. Cabe destacar que en tercer lugar aparece también el uso del correo electrónico corporativo por cuestiones personales, con un 20% de las respuestas.

A la pregunta ¿Cuál de las siguientes fuentes representa el mayor desperdicio de tiempo lara los empleados?, las respuestas fueron:

  • Uso de Internet no relacionado con la empresa, 32%
  • Socialización con los demás empleados, 27%
  • Llamadas personales y correos electrónicos, 20%
  • Reuniones improductivas, 11%
  • Correos electrónicos del trabajo, 7%
  • Otros o n/s n/c, 3%

"Conversar con los compañeros de trabajo y asistir a las actividades personales durante los descansos en la oficina es aceptable, dentro de lo razonable. Hay que encontrar el equilibrio entre las obligaciones profesionales y las personales, y esto a menudo requiere la realización de tareas no laborales en horario de oficina", reconoce Paul McDonald, director ejecutivo de Robert Half. Sin embargo, "demasiadas distracciones pueden ser nocivas para la productividad individual y de equipo. "

McDonald añade: " Si los empleados están gastando demasiado tiempo en tareas no relacionadas con el trabajo, es necesario identificar por qué”, pues puede que sus tareas estén demasiado por encima o demasiado por debajo de sus posibilidades. “Si el personal se siente desconectado, hay que darle proyectos más emocionantes y desafiantes”, concluye el responsable de Robert Half.

 

 

Comentarios