Un 90% está de acuerdo con la igualdad de género en el mercado laboral

907

La celebración del día internacional de la mujer siempre da espacio para reabrir la discusión sobre los derechos y oportunidades que mantiene en diferentes ámbitos. La última edición del informe Panorama Laboral que publica la Oficina Regional de la OIT, destacó que la tasa de participación de las mujeres en la fuerza laboral en América Latina y el Caribe llegó a 49.5%, inferior a la de los hombres con un 71,3%. Cifras que demuestra que aún existe una gran tarea pendiente.

Trabajando.com realizó una encuesta a más de 8.000 personas en Argentina, España, México y Perú, para conocer la opinión de ellos sobre la participación de la mujer en el trabajo y un 90% manifestó estar de acuerdo con la igualdad de género.

Pero la discriminación que todos aparentemente ven, no es tal, ya que a la hora de responder sólo las mujeres (4.195) si se sienten igual de valoradas que los hombres en su trabajo, en México un 57% y en Perú un 55% dijo que sí, mientras que en Argentina fue un 50% y sólo en España un 41%. Porcentajes bastante altos si se considera que la participación de la mujer en el mercado laboral aún no alcanza el 50%.

Resulta necesario entregar igualdad de derechos y oportunidades a las mujeres, ya que no sólo tienen las mismas capacidades que los hombres, sino que también asumen con mayor protagonismo ambos roles, el de trabajadoras y jefas de hogar.

Cuando se les preguntó si se discrimina a la mujer en el mercado laboral, en los cuatro países encuestados el 80% contestó que sí, destacando Perú con el porcentaje más alto, donde un 88% de las mujeres siente que en su país se discrimina al supuesto sexo débil.

A la hora de conocer cómo se discrimina a las mujeres en el trabajo, en Argentina la opción más votada con un 35% fue que existen ofertas laborales exclusivas para hombres, en España con un 46% los bajos salarios que reciben ellas, en México, en tanto, las opciones más votadas fueron pocas mujeres en cargos directivos y salarios bajos con un 31%, respectivamente. En Perú, también la preferencia la marcó la alternativa pocas mujeres en cargos directivos con un 40%.

Al mismo tiempo, la incorporación de las mujeres ha puesto al descubierto la existencia de una rigidez en los papeles de género, una desvalorización de las labores domésticas y la percepción de que ellas deben asumir el cuidado familiar y del hogar, lo cual las obliga a realizar al mismo tiempo trabajo remunerado y no-remunerado.

Cuando se les preguntó si habían sufrido discriminación en el trabajo, en Argentina y España se presentaron las cifras más altas, con un 56% y 54% respectivamente.

“Si bien las cifras de participación laboral femenina han aumentado, las mujeres no han abandonado los roles tradicionalmente asignados: cuidado familiar y del hogar. Esto ha significado que se desempeñen en jornadas parciales, lo que justificaría que los empleos de ellas sean de menor calificación y remuneración”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

Velarde agrega que “lo anterior no justifica que aún estemos tan lejos de la igualdad de género en el mercado laboral, factores como el machismo o el temor a que la mujer se quede embarazada no pueden ser una justificación para no contratar mujeres o darles las mismas oportunidades que a ellos. Además, que está demostrado que el equilibrio en las organizaciones es la mejor receta”.

 

 

Comentarios