¿Trabajar por horas o por objetivos?

1082

¿Crees que podrías cumplir con tus labores diarias en la mitad de la jornada laboral? Suena casi imposible, pero no lo es. De seguro si eliminas todo el tiempo que pasas haciendo otras cosas que no tienen relación con tu trabajo, te darás cuenta que tu eficiencia puede mejorar.

La productividad siempre ha sido un tema controversial en el mundo laboral, mientras en algunos países las leyes exigen largas jornadas laborales, en otros éstas son cada vez más cortas. Pero, ¿cómo podemos medir la productividad? Muchos creen que ser productivo es sinónimo de rapidez, sin embargo, se define como la relación entre la cantidad de bienes y servicios producidos, y la cantidad de recursos utilizados. Es decir, una persona productiva es sinónimo de rendimiento y eficiencia. 

Para determinar la productividad, se utiliza la siguiente fórmula:

Productividad = (Productos o Servicios Producidos) / (Recursos Utilizados)

Según las estadísticas de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), recogidas en un informe del Instituto de Estudios Europeos, para el año 2013 el promedio de horas anuales trabajadas al año en el mundo llega a las 1.770, aunque con grandes diferencias entre países y regiones. En términos generales, en la mayoría de naciones de la Unión Europea las horas trabajadas al año están por debajo de la media de la OCDE (que agrupa a 34 países), mientras Chile, Grecia, Corea y México superan las 2.000 horas anuales.

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT), estima que una de cada cinco personas, trabajan por sobre el máximo legal, más de 45 horas a la semana, esto sucede porque a menudo las personas buscan ingresos que les permitan llegar hasta fin de mes.

Cuando se trata de trabajo, no todos los países tienen las mismas normas y leyes. Algunos tienen más días de vacaciones, otros tienden a trabajar menos horas, y otros simplemente se jubilan a una edad más joven. En países como Francia, las jornadas de trabajo semanales no superan las 35 horas y su productividad es mucho más alta que en países donde la cantidad de horas laborales se duplican.

En un estudio sobre horas de trabajo Working Time Around the World: Trends in working hours, laws and policies in a global comparative perspectiva, señala que alrededor de 22% de la fuerza de trabajo mundial, equivalente a unos 614,2 millones de trabajadores, tienen jornadas de duración “excesiva”.

Dicho informe, señala que las jornadas de menor duración tienen efectos positivos, incluyendo beneficios para la salud y la vida familiar, la reducción de accidentes en el lugar de trabajo, así como mayor productividad e igualdad entre los sexos.

Es de vital importancia, si se quiere llegar a un país desarrollado, con mayor bienestar económico y mejorar la calidad de vida laboral, la productividad aumente, pero al mismo tiempo, la cantidad de horas trabajadas disminuyan. Ya que mientras más se alarguen las jornadas, aumenta el presentismo, la productividad disminuye y la calidad de vida empeora.

No es coincidencia que países como Italia y Canadá se trabaje menos y se gane más, con más de 40 US$ de PGB (Producto Geográfico Bruto) por hora trabajada, doblan en productividad a la mayoría de los países que trabajan más horas.

Según datos de la OCDE, recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), España se sitúa por debajo del promedio de la OCDE en horas anuales trabajadas por trabajador, pero registra unas 300 horas más al año que Alemania y Austria.

Las compañías tienden a pensar que a mayor cantidad de horas trabajadas, mayor será la productividad. Asimismo, muchos creen que la medición de la productividad va a depender de la cantidad de horas trabajadas y no en el cumplimiento de metas.

“La idea es que al disminuir las horas de trabajo los colaboradores alcancen los mismos objetivos, pero de manera más eficiente y productiva. El éxito de las jornadas laborales cortas, más que con el país, tiene que ver el tipo de trabajo, la supervisión y la cultura de la empresa”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

 

Comentarios