Trabajar desde el hogar

769

Trabajar desde el hogar es una opción que cada vez más empresas están tomando en cuenta y que a su vez un número creciente de profesionales está eligiendo. Sin embargo a pesar de que la popularidad de este sistema de trabajo va en aumento, al momento de ponerlo en práctica no todas las personas son capaces de implementarlo con éxito.

A continuación, Trabajando.com enumera las ventajas y desventajas que implica esta nueva tendencia, trabajar desde el hogar.

Desventajas:

  • Estás solo, así que, si eres de los que necesita algún tipo de interacción social en tu vida, trabajar desde casa no está hecho para ti. Si necesitas entablar relaciones cara a cara a diario, puede que sea mejor que trabajes en una empresa y no desde tu casa.
     
  • Puede haber demasiadas distracciones. Si vives solo no hay problema, desconectas el teléfono, cierras el chat y estás listo comenzar el trabajo, pero si vives con tus padres, tienes familia o compartes con amigos, prepárate para interrupciones constantes que no te dejarán rendir como si estuvieras en una oficina.
     
  • Requiere de mucha disciplina, quizás más de la que necesitas trabajando en una empresa. A pesar de que te guste lo que haces no siempre vas a estar motivado para hacerlo, ya sea porque hay un día maravilloso para pasear o porque hay un interesante panorama, siempre habrá días en que te apetezca cualquier cosa menos ponerte a trabajar.
     
  • Siempre estás en el mismo lugar físico. Es muy importante que tu cuerpo y tu mente asocien la oficina con trabajo, y tu casa con placer y relajación, entonces, cuando trabajas en casa, a no ser que tengas una habitación “para trabajar”, esta separación emocional no sucede y se tiende a disociar y finalmente nunca te “desconectas”. Trabajas pensando en que tienes que hacer la comida y te “relajas” pensando en que debes trabajar.

Ventajas:

  • Flexibilidad. Podrás, si así lo deseas, desconectar la alarma del despertador, dejará de existir para ti salvo que algún proyecto tenga unos tiempos muy definidos, y si el proyecto no te amarra en cuestión de plazos, puedes dedicarte a algún paseo interesante.
     
  • No tienes jefe, y aunque tengas que rendirle de una u otra forma a alguien, no tendrás a alguien encima, viendo que estás haciendo todo el día.
     
  • Es sano, ya que si te gusta el deporte o los largos paseos, trabajar desde casa te va a permitir realizar tu deporte favorito por la mañana o por la tarde, como quieras.
     
  • Más tiempo para la familia. Las necesidades empresariales buscan el mayor rendimiento y dedicación, a pesar de tu vida familiar. Y en el escenario de trabajar desde el hogar, tendrás los tiempos que quieres y que necesites, tanto para la familia, como para el trabajo.
     
  • Trabajas desde donde quieres. Cuando trabajas por tu cuenta puedes, en realidad, hacerlo desde cualquier sitio, sobre todo si tu trabajo está ligado a un computador.
     
  • "Una gran cantidad de compañías ha comprobado en la práctica es que esta flexibilidad les representa enormes ventajas y ahorros tanto a ellas como a sus empleados, además de convertirse en una estrategia de retener el talento, debido a que las personas se sienten más satisfechas con su trabajo” agrega Ernesto Velarde, Country Manager de Trabajando.com Perú.

 

Comentarios