Tips para mantener la productividad en el trabajo

641

No te pasa que sientes que trabajas todo erl día, pero que no produces mucho? El diario español ABC ha elaborado una lista de diez consejos para aumentar tu productividad en el trabajo.

No leas el mail a primera hora

En ese momento de la mañana, cuando recién llegas al trabajo, tus ganas están a full y tu cabeza despejada. Aprovecha eso para avanzar rápido tareas importantes.

Crea un inbox en tu escritorio

Mantenlo ordenado y crea espacios fijos para tus documentos. Jerarquízalos en vez de amontonarlos todos juntos y así sabrás qué priorizar.

Un block de notas

A lo largo del día, te irán saliendo responsabilidades que no puedes hacer en el momento o ideas nuevas y lo mejor es tener un block de notas (o un archivo en la computadora) en el que vas a ir apuntando todo, ya que la memoria te pude jugar una mala pasada.

Pioriza tus actividades

Es muy seguro que dentro de tu trabajo haya una parte más manual y monótona, como archivar o realizar facturas. Esas actividades resérvalas para los momentos muertos. Junta también tus llamadas telefónicas. Es decir, en vez de llamar durante todo el día, crea un bloque de llamadas y hazlas todas de una vez, para que no pierdas el hilo de lo que ya vienes haciendo.

Destina momentos a la actividad online

Esos pequeños ratos en los que revisas tu mail o ves algunas fotos del Facebook (si lo permiten en tu oficina) te quitan mucho tiempo. Trata de no interrumpirte y lleva acabo tu “actividad online” en momentos planeados.

Pide que el resto te ayude

Es muy normal que tengas compañeros ruidosos en la oficina. Pero ponles límites. Pídeles que no te distraigan cuando necesitas concentración. El compañerismo también es eso.

Reduce y limita tus salidas

A veces no necesitas salir de la oficina para cerrar una gestión. Con alguna llamada puedes resolver muchos trámites sin perder tiempo desplazándote físicamente. Cuando haya alguna reunión y de verdad no tengas mucho tiempo, pregúntate si tu presencia va a ser útil o si te va a servir. Si no, convérsalo con tu superior y explícale que es preferible para tu trabajo que no asistas.

Haz descansos frecuentes

Trata de pararte cada cierto tiempo y da una vuelta por la oficina. Estírate y toma aire. Ni se te ocurra almorzar frente a la computadora, necesitas descansar para estar lúcido.

Ten todo planeado

Al final de tu jornada, planea el día siguiente. Organízate con anticipación y haz una pequeña lista de tus próximos deberes. Será una guía excelente y no perderás tiempo preguntándote qué tienes que hacer. Así también priorizas las tareas que necesitan de más concentración.

Antes de irte, limpia

Lo mejor que puedes hacer es ordenar tu escritorio al final del día. Bota lo que ya no sirve y pon todo en su lugar. Al día siguiente, empezarás con un escritorio ordenado.
 

Comentarios