Técnica del Pomodoro, ¿Cómo aplicarlo en el trabajo?

821

En más de una ocasión, muchos colaboradores se han preguntado cómo pueden ser más productivos y aunque existe una infinidad de métodos para lograrlo, dependerá de cada uno cumplir la meta que se ha trazado. Pero ¿qué pasa si por más ganas que uno tenga, los resultados no son los esperados?

Con el fin de no sentir la frustración de que se hizo todo lo posible para culminar las tareas pendientes, pero no se logró mucho al final del día, se recomienda utilizar la técnica del podomoro.

¿Qué es la técnica del podomoro?

Consiste en dividir nuestro tiempo de trabajo en periodos de 25 minutos hasta completar cuatro podomoros. A cada espacio le asignaremos una tarea y una vez que concluyamos una actividad se hará un breve descanso de 5 minutos. Al finalizar todos los podomoros se descansará 15 minutos más.

Con este método se busca que una persona esté concentrada al 100% en la tarea que realiza para alcanzar con éxito sus objetivos. Además, ayuda a evitar interrupciones, descansar después de una tarea para que la mente se despeje, a tomar mejores decisiones, conseguir planificación de las actividades y mucho más.

¿Cómo aplicarla en el trabajo?

Para desarrollarla se debe a hacer una lista de tareas diarias y organizarlas por prioridades. Averiguar cuánto tiempo tomará cada actividad y asignar los podomoros para cada una. Se recomienda trabajar siguiendo el orden de la lista y respetar los periodos de descanso.

En caso se presente una interrupción durante un podomoro debe anotarse al final de la lista de tareas con un (+) si son propias o un (-) sin son externas.

Comentarios