Sueldo promedio en la industria se encuentra en su nivel más alto

550

En Lima Metropolitana, el ingreso promedio de los trabajadores de la industria manufacturera llegaron su máximo histórico en el trimestre móvil enero-febrero-marzo del 2013. Alcanzaron los S/. 1,351, esto supone un incremento de 7.7% respecto a similar periodo del 2012. 

¿Por qué repuntó el ingreso promedio de este sector? “Por escasez del personal calificado, que cada vez es más patente”, justificó el investigador principal de Grade, Miguel Jaramillo.

En efecto, según el Senati, en el país el déficit de técnicos industriales (que no pueden ser cubiertos por las empresas) asciende a 300,000. Las mayores demandas se observan en los sectores pesca, minería y petroquímica (Gestión 26.10.2012).

El incremento de la remuneración en el sector fabril se ha dado en un contexto en que la demanda de este sector también está en alza: creció 3.8% en el referido trimestre móvil comparado con similar periodo del 2013. Mientras que el Producto Bruto Interno (PBI) sectorial ha registrado un magro desempeño: En enero subió 4%, y en febrero solo 0.34%.

Según Miguel Jaramillo, la presión al alza de la remuneración podría continuar, no solo en la industria fabril, sino también en otros económicos; por ejemplo, la construcción donde se requieren personal altamente capacitado, aunque dependerá, también, de cuán dinámico continúa siendo el sector.

Por lo pronto, señaló que ya se está tomando medidas para restringir el crecimiento de los créditos hipotecarios. Esto puede contribuir a una moderación del alza del sector construcción. “Si bien el crecimiento del salario podría continuar, no sería permanente, pues de dónde van a venir las ganancias de productividad que hagan viable el crecimiento continuo de las remuneraciones”, agregó el investigador.

Horas trabajadas cae

De otro lado, en el trimestre enero-febrero-marzo 2013, el promedio de horas trabajadas a la semana de la población de Lima se redujo en 1.1% -a 46.5 horas- comparado con similar periodo del 2012. La reducción se ha dado tanto por géneros (hombres y mujeres) como por grupos de edades. “Esto es un efecto riqueza. En la medida que los ingresos aumentan –en el último quinquenio los ingresos han crecido en 5% anual- la población destina una mayor cantidad de tiempo al ocio (pasar en familia, en recreación, etc.)”, acotó Miguel Jaramillo.

 

Fuente: Diario Gestión

 
 

Comentarios