Smart talent: inteligencia aplicada a los Recursos Humanos

798

No hay duda que una de las grandes revoluciones tecnológicas de los últimos tiempos ha sido el Big Data, un concepto que surge para dar respuesta al creciente volumen de datos generados en todos los ámbitos de la sociedad. Sin embargo, este concepto ha evolucionado, debido a la necesidad de dotar de sentido a todo ese gran volumen de información, con el objetivo de resolver problemas reales y de dar respuesta a las necesidades de las organizaciones.

A las cuatro características asociadas al Big Data, englobadas en la denominadas “4 Uves”: Volumen de datos, Velocidad con los que se toman y transfieren, Variedad de fuentes y Veracidad de la información, se añade una quinta uve adicional : el valor que producen para tomar decisiones y ejecutar acciones en consecuencia dotando de inteligencia a esos datos, que evoluciona dicho concepto dando lugar al Smart Data.

¿Cómo se aplica en el ámbito de los RRHH?

Las organizaciones están pasando a ser los mayores generadores de información como consecuencia tanto del desempeño de su actividad externa (con sus clientes) como de su actividad interna (con sus empleados).

Uno de los sectores pioneros en adoptar este concepto está siendo el de los Recursos Humanos, motivado en gran medida por la necesidad de demostrar la correlación entre sus iniciativas y los resultados empresariales. La posibilidad de disponer de este tipo información, cualificada y personalizada de los colaboradores de una organización, tanto de los empleados como de los candidatos, resultará clave para definir sus políticas y estrategias de talento en los próximos años.

La aplicación del Smart Data, nos ayudará a predecir este tipo de situaciones, pero para ello será fundamental obtener datos de calidad que nos permitan llevar a cabo nuestros análisis y que podremos obtener de varias fuentes:

1. Información Macro: Recursos Humanos necesita analizar información que le permita a obtener una visión del estado en el que se encuentra el mercado laboral al que se enfrenta. Por ejemplo,  qué puestos son los más demandados, qué sectores de actividad disponen de una mayor oferta y demanda de profesionales, qué factores son más valorados por los candidatos a la hora de aceptar la oferta laboral de una empresa, etc.

2. Internet y redes sociales : Generadora de una gran cantidad de datos relacionados con los gustos, aficiones, relaciones, conductas o valores, tanto de empleados, candidatos o colaboradores de una organización.

3. Información relacionada con la actividad generada por sus empleados en sus organizaciones:  Por ejemplo su formación académica o experiencia profesional previa, el nivel de desempeño profesional, el grado de productividad, los planes salariales, plan de carrera, etc.

Una vez recopilada y almacenada todo este gran volumen de información (Big Data) ahora estaremos en disposición de dotarla de sentido para la toma de decisiones inteligentes (Smart Data), y para ello la tecnología será un factor imprescindible, que nos permitirá almacenar y explotar toda esa información necesaria para llevar a cabo un análisis de todos esos datos y lo más importante, dotarlos de valor, para hacer más efectivas todos los planes y políticas de RRHH.

   

Comentarios