Si tuvieras que definir a tus competidores en una entrevista ¿Cómo serían?

1271

En su artículo “The 5 people you’re competing against in your job search”, Jenny Foss, especialista en estrategia profesional, pone en conocimiento los distintos 5 tipos de personas que probablemente encontrarás en una entrevista de trabajo.

  1. El súper preparado:
    Se trata de alguien que ha mapeado a todos los líderes de la organización, investigando sobre la empresa y practicando sus respuestas a todas las posibles preguntas basadas en el comportamiento que pudiera obtener a través de Google.

    Lo que le puede jugar en contra a este postulante es que, cuando hay una sobre preparación, se corre el riesgo de parecer un robot y perder el ritmo natural de una conversación. En lugar de memorizar las respuestas, es mejor analizar los momentos de su carrera en el que fue desafiado y pudo aprender una lección.

  2. El aspirante relajado
    Este candidato es exactamente lo opuesto al anterior. Por lo general ofrece una charla fluida y atractiva para el reclutador, o se siente el aspirante ideal para la vacante.Si eres de los que esta bien preparado, pero tienes dificultad en la charla, considera contratar a un colega para contratar a un colega para ejecutar una entrevista simulada.
  3. El especialista experto
    En todos los procesos de reclutamiento, es probable que se compita con alguien que cuente con una gran educación en una universidad de primer nivel. Entonces, ¿qué sucede cuando no eres un profesional educado en la mejor universidad, que ha hecho un trabajo humanitario global y logrado un crecimiento profesional a través de las organizaciones más veneradas de la tierra?

    Si vas detrás de trabajos para los que estás genuinamente calificado, simplemente no puedes estar enredado con el miedo de la competencia. En su lugar, pasa tiempo analizando lo que esta organización necesita de la persona que va a contratar, actividad que se puede calcular a través de la descripción del trabajo, conversaciones con participantes de la convocatoria y en la entrevista en sí.

  4. El candidato perfecto
    Si el profesional cree ser el candidato ideal para el puesto, eso está bien, hasta que empieza a entrar en pánico por saber a quienes se enfrentará.Es necesario saber que las compañías tienden a contratar personal basándose en tres características. Lo primero que buscan es a la persona que pueda hacer el trabajo, luego si les gusta para el puesto y, por último, si encajará en la organización.
  5. El contendiente arrogante
    Esta persona es fácil de superar. Foss pide no malinterpretar sus palabras: los seleccionadores suelen apreciar mucho la confianza en un candidato. Sin embargo, cuando entra en la zona “notablemente arrogante” puede ser descartado en el primer minuto de entrevista.Si la persona no sabe cómo responder a una pregunta, no inventes la respuesta, solicita una aclaración o admite que no conoces la respuesta, pero lleva la conversación hacia lo que conoces.
Comentarios