Señales de que es momento de renunciar

651

La idea es no ser infeliz ni vivir desmotivado, ni siquiera en un trabajo estable.

Dado que ya ningún empleo es permanente, aferrarse a una, incluso si este es estable, puede hacernos infelices. El no haber sido despedido rara vez es razón suficiente para sentirse satisfecho (mucho menos contento) con lo que hace, en qué condiciones y dónde, como se indica en un artículo de la revista “Careerealism”.

A continuación, cinco señales de que es momento de dejar un empleo.

  1. No hay lugar para crecer profesionalmente, para un aumento o un ascenso. Si trabajar inteligentemente (no solo con denuedo) no ha mejorado su reputación en el trabajo, si quiere una carrera y no solo un empleo, si negociar con su jefe es  como hablarle a una pared, entonces es momento de irse. Busque una empresa que no ponga límites a los salarios, que tenga muchos empleados con grandes responsabilidades y que entienda que el aprendizaje y el error son parte de un mismo proceso.
     
  2. Quiere un nuevo reto. Si su empleo se ha vuelto monótono, si siente que sus talentos estarían mejor aprovechados en otro empleo o industria o incluso si solo quiere conocer gente nueva, váyase. Busque un lugar en el que sus intereses estén alineados con los del negocio, incluso en lugares insospechados: como ser contador en un museo.
     
  3. Quiere más autonomía. Si siente que su jefe prácticamente le respira en la oreja, que lo obligan a seguir un protocolo viejo, desfasado e inútil y que sus logros no son reconocidos, piense en coger sus petacas y salir. Van apareciendo más y más compañías modernas que le dan a sus empleados bastante autonomía en la medida en que estos alcancen las metas trazadas y que premian, además, la innovación aunque solo sea de la manera de vender un artefacto cualquiera.
     
  4. No le gusta su empleo actual. No le gusta su jefe ni sus compañeros de trabajo, ni las políticas de la oficina o el drama innecesario. Busque un grupo de gente totalmente diferente al de aquellas personas con las que viene trabajando. Investigue que empresas tienen políticas que se parecen más a lo que usted está buscando.
     
  5. No le gusta la dirección que ha tomado la empresa. Los líderes se niegan a aceptar la responsabilidad por temas de gran envergadura; sus compañeros y sus jefes evaden la culpa y hacen lo mínimo indispensable y nadie se compromete. Lo ideal, para todos, es encontrar un ambiente laboral con una ética de trabajo alineada con la nuestra, todo lo demás cae solo.
     
  6. Ahora, ¿Cómo buscar? Cuando las personas son felices en sus empleos, se nota, y las redes sociales y los clasificados son una excelente opción para empezar. Juegue al investigador.

 

Comentarios