SAS Global Academy: formando a futuros líderes digitales

649

La alta rotación laboral, fuga de talento y bajo compromiso de los colaboradores son problemas frecuentes en las empresas pues afectan sus operaciones generando incluso altos gastos operativos. Es por ello que muchas empresas, como SAS, cuentan con sus propios programas de entrenamiento.

En los últimos años, SAS ha realizado seis ediciones del SAS Global Academy, un programa trainee que tiene como objetivo formar a futuros líderes innovadores especializados en temas de transformación digital y analítica de todas partes del mundo.

Esta propuesta de SAS reúne a más de 20 jóvenes de distintas partes del mundo en Carolina del Norte, Estados Unidos con la finalidad de capacitarlos y enseñarles más de la especialidad en la que se desempeñarán profesionalmente.

La cantidad de aprendizaje obtenido en la academia, no sólo es a nivel técnico o profesional, sino incluye el desarrollo personal basado en la experiencia. SAS hace de esta una oportunidad realmente única y valiosa”, resaltó Iván Gutiérrez, ex integrante del SAS Global Academy y que ahora es parte del equipo de PreSales de SAS Chile y Perú.

A diferencia de otros programas, desde el primer momento los seleccionados del SAS Global Academy ingresan a formar parte de la planilla de SAS; esto quiere decir que reciben un sueldo y todos sus beneficios como colaboradores de la empresa.

Los “academics”, apelativo que es usado por los jóvenes integrantes de este programa, reciben una intensa capacitación que tiene como duración más de dos meses. Durante este periodo, además, ellos se sumergen en la cultura organizacional de SAS con el fin de fidelizar las normativas de la empresa y a futuro, minimizar la de rotación y/o fuga de talento.

“Desde mi experiencia no solo aprendí más de mi especialidad, sino también aprendí más sobre la cultura de SAS. Ellos te enseñan sobre cómo debemos integrarnos con cada equipo y sobre todo integrarnos con todos los que somos parte de la familia SAS. La comunicación es horizontal y no existen jerarquías”, comenta Ignacia Guell, ex integrante del SAS Global Academy y que ahora trabaja en el área de PreSales de SAS Chile y Perú.

Además, una de las principales razones que motiva a los egresados a postular es el entablar amistades internacionales que están en la misma etapa generacional, tener una gran flexibilidad laboral y complementar la vida personal con el trabajo.

Esto va más allá de aprender lo técnico, sino que permite generar una red de amigos a nivel global que les permite desarrollarse como profesionales y también como personas.

“En el programa tuve la suerte de conocer a grandes personas, no solo por ser buenos profesionales, sino porque compartíamos diversas actividades extracurriculares. Nos íbamos a los eventos de networking, a la paya, entre otras actividades”, destacó Barbara Alvear, ex integrante del SAS Global Academy y que ahora trabaja en el área de PreSales de SAS Chile y Perú

La flexibilidad laboral es otro de los factores a considerar a la hora de aceptar el desafío, ya que los jóvenes talentos sienten un respaldo, por ejemplo, para realizar un curso de inglés, programación o llevar un estilo de vida saludable, ya que la empresa ofrece financiamiento y apoyo.

Al finalizar el programa, los “academics” pasan a formar parte del equipo de SAS en distintas partes del mundo, según el proceso de selección por el que hayan pasado.

Comentarios