Reuniones desconectadas: ¿llegó la hora de dejar los celulares?

1392

Hace una semana, el presidente Pedro Pablo Kuczynski sorprendió con una iniciativa a la que pocos están acostumbrados: prohibir a los miembros de su Gabinete ingresar al Consejo de Ministros con celulares.

reunioneslaborales

Como se recuerda, el primero en dar el ejemplo fue el mismo mandatario y luego le siguieron sus ministras.

¿Aló?
Dejar los celulares lejos durante una reunión parece ser una práctica extendida en algunas empresas.

En la gerencia del JW Marriott, por ejemplo, el uso de estos dispositivos queda restringido en los directorios.

En el negocio de la publicidad la situación se repite. Juan José Tirado, gerente general de LatinBrands, señala que los celulares son elementos distractores. Explica que cuando los ejecutivos de la compañía se reúnen con clientes apagan los teléfonos delante de ellos, demostrando total interés y disposición.

El presidente de Agrícola Don Ricardo (ADR), Ricardo Briceño, destacó la decisión de Kuczynski.

“Es importante que en las reuniones el interlocutor mire de frente. Es una medida útil. Es usual que en las reuniones la gente baje la vista y esté más atenta a los correos, a los chats y no se preste atención”, señala.

Colgar o no colgar
Urpi Torrado, gerente general de Datum Internacional, agrega que el uso de celulares en reuniones de su compañía no está restringido por un tema de responsabilidades. “El directorio está enfocado en la reunión y el uso de celulares solo se da en casos de urgencia, ya no estamos en el colegio”, enfatizó Torrado.

“No está prohibido el uso de celulares, pero sí está limitado el uso de WiFi para evitar el abuso”, detalla.

En la Cámara de Comercio de Lima (CCL) también se permite el uso de teléfonos móviles.

“Tratamos de evitar atender correos, llamadas y mensajes en beneficio de la reunión y el debate. Sin embargo, no podemos negar que pueden presentarse emergencias familiares o de algún otro tipo”, declaró César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL.

Comentarios