¿Qué tipo de ejecutivos buscan las empresas?

1052

La dedicación al trabajo, la rapidez en el análisis y la versatilidad son aspectos que se han posicionado en el perfil del ejecutivo moderno durante los últimos cinco años. Adicionalmente, las empresas requieren personal capaz de encontrar formas innovadoras de lograr resultados, en vez de seguir los procesos tradicionales, y rendir cuentas sobre las actividades realizadas. Solo así mantendrán competitividad en el mercado global.

ejecutivos-top

Cambios de perfil

En el ámbito académico, se espera que el ejecutivo inicie una maestría cuando haya adquirido entre dos y tres años de experiencia. Vanessa Palomino, directora de HR-In, señala que en estos programas suelen analizarse constantemente los casos laborales de los participantes, por lo que es importante contar con experiencia suficiente para aprovechar mejor la asesoría. Este proceso le permite, además, ampliar su red de contactos.

Para Fernando Gil, managing partner de la Escuela de Coaching y Desarrollo Organizacional Jamming, en los primeros años de trabajo el ejecutivo conocerá a fondo el mundo organizacional y obtendrá aprendizajes valiosos de todas sus experiencias positivas y negativas.

Por ello, aconseja esperar al menos cinco años para iniciar la maestría. En este periodo logrará mayor autoconocimiento y su vocación estará mejor definida.

La formación académica le permite al profesional mantener un aprendizaje continuo. En ella refleja su interés por aprender nuevos conocimientos y habilidades. Así lo afirma Óscar Caipo, socio principal de KPMG en el Perú. “La capacidad de adaptación a los cambios y al entorno es clave. Todo ejecutivo debería desarrollar una experiencia laboral en el extranjero que le permitiese entender y adaptarse a otros entornos y culturas de trabajo”.

Mónica Llontop, gerente de Gestión de Personas de BBVA Continental, considera que las habilidades blandas son un punto a favor en el nuevo perfil del ejecutivo. Si bien los nuevos colaboradores poseen conocimientos básicos por formación o especialización, deben potenciar su capacidad de centrarse en las necesidades del cliente y adaptarse a la organización, así como su liderazgo y sus conocimientos del mundo digital.

Herramientas urgentes

El segundo idioma es una herramienta fundamental para el desarrollo profesional, porque los negocios se realizan en un contexto global.

Una reciente encuesta realizada por Expertis a los empleadores peruanos reveló que el 80% esperaba un nivel intermedio o alto en sus posiciones de Top & Middle Management, ya que organizan reuniones interculturales con sus casas matrices y el dominio del idioma es esencial para lograr un mayor entendimiento.

El entorno digital también implica que el ejecutivo maneje adecuadamente las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

Jorge Gamero, director general de Experis Perú, considera que no es necesario conocerlas a profundidad, ya que los ejecutivos no las usarán directamente, pero deben estar atentos a la evolución del mercado tecnológico y las principales innovaciones en los procesos para replicarlas en sus organizaciones.

Priorizar entre ambos conocimientos dependerá de los resultados que desea lograr el profesional a corto y largo plazos. Gil considera optar por el manejo de las TIC en un lapso de seis meses a un año, con la convicción de aprender rápidamente a usarlas para mejorar la comunicación y el aprendizaje. Luego dedicaría dos a tres años intensivos hasta dominar los idiomas más sencillos y tener suficiente destreza para entender a los demás.

Fuente: El Comercio

 

 

Comentarios