¿Qué nos hace felices en el trabajo?

714

Los españoles señalan que el secreto de la felicidad laboral tiene que ver con disfrutar del trabajo que se realiza (38,8%), con contar con un buen ambiente de trabajo y con tener buenos compañeros (17,5%).

Al llegar al tercer factor más importante, existen diferencias entre quienes actualmente trabajan y las personas desempleadas. Para los primeros, el tercer motivo de felicidad laboral lo constituye el salario (13,3%), mientras que para los desempleados es la estabilidad laboral lo más importante para ser feliz (17,4%). 

Estos datos se desprenden de un análisis elaborado por Adecco, que estudia si los trabajadores españoles se sienten felices en su profesión y qué aspectos pueden mejorar esa felicidad laboral. 

Respecto al año anterior disminuye notablemente la necesidad de un buen ambiente laboral y buenos compañeros. Por el contrario, aumenta la importancia de disfrutar del trabajo que se realiza (38,7% hace doce meses).Por sexos, los hombres que trabajan, en mayor medida que las mujeres, consideran que para ser felices en el trabajo se necesita principalmente disfrutar del trabajo; mientras que las mujeres dan más importancia a la estabilidad laboral. 

Igualmente, las personas con estudios superiores que trabajan, en mayor medida, creen que es necesario disfrutar y realizarse personalmente para ser felices en el trabajo, mientras que los que tienen estudios básicos le dan más importancia a tener un buen ambiente laboral. 

Por último, si analizamos los datos por grupos de edad vemos que mientras que los encuestados más jóvenes que no trabajan y los que tienen estudios superiores consideran, en mayor proporción, que es necesario disfrutar y realizarse personalmente para ser felices en el trabajo; los de mayor edad y con estudios básicos, sin embargo, le dan más importancia a la estabilidad y a tener trabajo. 

En busca de la estabilidad 

Cuando se coloca en la misma balanza estabilidad laboral o felicidad en el trabajo, es la primera la que más peso adquiere, tanto para quiénes ya están trabajando como para quiénes no cuentan con un empleo. Así lo afirma el 71,3% de los trabajadores en activo y el 73% de los parados. 

Tanto es así que un 62,8% de los encuestados cree que no dejaría su puesto de trabajo actual aunque no fuese feliz en él, pues la situación del mercado laboral es delicada. Si bien es cierto que esta proporción ha disminuido en el último año, cuando se situaba en el 66,7%. 

A medida que disminuye el nivel de estudios de los encuestados que trabajan, aumenta el porcentaje de estos que indican que, aunque no sean felices, no se atreven a dejar su trabajo actual debido a la situación del mercado laboral. Además de estos, las mujeres, en mayor medida que los hombres, declaran que no se atreven a dejar su trabajo actual por la misma razón. 

Es más, un 60,2% de los trabajadores opina que no sería más feliz que ahora si cambiara de profesión (a medida que disminuye la edad de los consultados, aumenta el porcentaje de los que aseguran que un cambio en estos momentos podría aportarles mayor felicidad). En cambio, a casi 6 de cada 10 (56,4%) sí les gustaría cambiar de funciones dentro de su compañía y lo ven como una opción para aumentar su felicidad laboral. 

¿Son más felices los emprendedores? 

Cuatro de cada diez encuestados por Adecco (40,9%) creen que serían más felices si emprendiesen su propio negocio pues podrían organizarse su tiempo y dedicarse a una profesión que les gustase; sin embargo, un 37% cree lo contrario ya que el emprendimiento conlleva demasiadas obligaciones y responsabilidades. El restante 22,1% no sabe si sería más o menos feliz que ahora. 

Cuando se les formula la misma pregunta a los desempleados, el 45,8% cree que emprendiendo sería más feliz, un 31,8% piensa que no sería así y el otro 22,4% está indeciso. 

Navarros, asturianos, extremeños y vascos, los más felices en su empleo 

Casi 8 de cada 10 españoles encuestados (79,7%) reconocen ser feliz en su profesión, frente a un 20,3% que afirma no serlo. Los resultados ponen de manifiesto que en el último año ha aumentado el porcentaje de personas que se consideran felices en su profesión en España, 1,8 puntos porcentuales (p. p.) más respecto a la anterior edición (77,9%) y acercándose al 81,2% de españoles que afirmaba sentirse feliz en su trabajo en 2011. 

En general, todas las autonomías han visto crecer el porcentaje de trabajadores que se declaran felices con respecto al año anterior, pero en tres ha ocurrido de manera más destacada: es el caso de Galicia (+ 8,6 p. p.), La Rioja (+ 8,4 p. p.) y País Vasco (+ 6 p. p.). Sólo en cuatro comunidades desciende el índice de empleados felices en el trabajo en el último año: Murcia (- 14,8 p. p.), Baleares (- 9,4 p. p.), Cantabria (- 3,2) y Canarias (- 1,1). 

El 90,5% de los navarros, el 85,7% de los asturianos, el 85,2% de los extremeños y el 83,6% de los vascos se consideran felices en su profesión, encabezando la clasificación de las autonomías. Todos ellos son un poco más felices que el año pasado aunque el caso de los navarros es especialmente significativo pues sus niveles de felicidad superan el 90% (única región donde se alcanzan estos valores). 

En el extremo opuesto, los canarios (70,5%), baleares (70,6%) y murcianos (71,4%) son los que representan porcentajes de felicidad más bajos entre los españoles.

 

 

Comentarios