¿Puedo ser amigo de mis compañeros? ¿Cuál es el límite?

784

La amistad en el trabajo, definitivamente ayuda a ser más llevadero el día a día. Resulta difícil no formar lazos con una persona que compartes ocho horas diarias momentos de estrés, risas, situaciones de conflicto, intercambio de conocimiento, etc. Sin embargo, una relación cercana y estrecha, se puede llegar a destruir a causa de los intereses personales propios de estos ambientes.

Por lo mismo, es importante ser cuidadoso a la hora de elegir amistades en un lugar tan delicado como el trabajo. Lo recomendable es ser precavido y distinguir entre un amigo y un compañero simpático.

En el trabajo es habitual la competencia y tratar de sobresalir, por eso no importa cuán confiable parezca tu compañero de trabajo, pues en ocasiones hay personas que los intereses están por sobre los valores éticos y ser amigo de alguien con malas intenciones puede llevar incluso a que pierdas tu empleo.

De ahí que muchas veces hemos oído la frase “no mezcles el trabajo con la vida personal”. Esto no significa no interactuar con tus pares, sino más bien mantener un límite con el tipo de relaciones que se forman.

Trabajando.com te entrega algunas razones para que tomes con precaución tus relaciones laborales.

Contar detalles íntimos o información confidencial de la empresa que solo tú manejas a alguien que consideres amigo, puede ocasionarte un problema, pues la confianza puede ser traicionada y tu secreto será chisme de manera inmediata.

  1. Es posible que al tener a alguien muy cercano en el trabajo nos puede llevar a platicar más de la cuenta. Hablar de asuntos banales en la oficina es contraproducente, además es un elemento de distracción que perjudica el desempeño.
     
  2. Cuidado con quién agregas a tus redes sociales, pues muchas veces se revela información personal, religión, gustos, tendencias política, etc. que no querrás que lo sepan en un lugar tan importante como lo es tu fuente de ingreso.
     
  3. Si logras un ascenso, supervisar el trabajo de los amigos, en ocasiones puede llegar a ser un dolor de cabeza. En estos casos el rol de “jefe” no es respetado como tal, lo que muchas veces hace que esa amistad finalice.

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú, señala que “mantener buenas relaciones con los compañeros de trabajo es importante para toda persona, ya que, son ocho horas diarias en las que se comparten distintos tipos de situaciones laborales. Claramente, no se puede establecer una amistad con todos los compañeros, pues siempre va haber más afinidad con uno que con otro”.

 

 

Comentarios