Positivo crecimiento del empleo formal en el 2010

688

El crecimiento del empleo en nuestro país no ha sido ajeno al panorama regional: las empresas privadas de diez a más trabajadores durante el año 2010, tuvieron una variación promedio del empleo de 4,2% con respecto al año 2009, según la Encuesta Nacional de Variación Mensual del Empleo. Cabe destacar el dinamismo dado en octubre y noviembre donde se alcanzó una variación anual positiva del empleo de 5,4%.

Asimismo, el empleo adecuado se ha venido acrecentando -de acuerdo a la Encuesta Nacional de Hogares sobre Condiciones de Vida y Pobreza (ENAHO)- de manera continua. Se observa que para el año 2005 el 31,7% de la población económicamente activa laboró en dichas condiciones, mientras que para el 2009 este porcentaje aumentó a 42,7%.

En cuanto a la actividad económica, la masa laboral ocupada en el 2009 se concentró en la rama de actividad agricultura (26,2%), seguida de la rama comercio (17,2%). Además, el grueso de esta población ocupada estuvo conformado por el grupo de edad de 25 a 44 años (48,2%), seguido del grupo de 14 a 24 años (22,1%).

De igual forma, el 41,1% de los ocupados alcanzó el nivel educativo de secundaria, seguido de aquellos que solo alcanzaron primaria (30,0%) y superior universitario (14,6%), mostrando una debilidad en la educación que puede limitar las oportunidades de la población en edad de trabajar para mejorar sus condiciones de vida.

Lima Metropolitana

Por otro lado, según los resultados de la Encuesta de Hogares Especializada en Niveles de Empleo (ENIVE) 2009, la oferta laboral de Lima Metropolitana ascendió a 4 millones 686 mil personas (93,7% de ellos se encontraba laborando). Al observar los niveles de empleo en dicho ámbito encontramos que existe un alto porcentaje de empleo adecuado (59,8%), señal positiva en el empleo; mientras el nivel de subempleo fue de 33,9% (10,5 puntos porcentuales menos que el subempleo nacional).

La mayoría de ocupados en Lima Metropolitana se concentró en las ramas de actividad económica servicios (46,3%) y comercio (23,7%). Este grupo estuvo conformado, principalmente, por jóvenes (33,6%) y adultos jóvenes (37,1%); destacando, además, que un 14,0% logró alcanzar estudios superiores universitarios y un 11,6% estudios técnicos, una diferencia significativa con respecto a los niveles alcanzados por la población ocupada nacional y que se verá reflejada en mejores condiciones laborales para los ocupados limeños y por ende mejores oportunidades y condiciones de vida.

Respecto a estos resultados la OIT señala que, en el 2010 la recuperación económica en la mayoría de los países de la región tuvo un impacto favorable sobre el mercado de trabajo y las condiciones de trabajo decente.

La OIT añade que “prevaleció el consenso sano de promover políticas contra cíclicas de estímulo al crecimiento y la inversión (políticas aplicadas también en nuestro país) que fueron posibles en la región por el espacio fiscal disponible. Estas políticas fueron acompañadas por iniciativas para ampliar la protección social, a partir de una mayor asignación presupuestaria a programas de transferencias en valor de los grupos más desfavorecidos”.
 
 

Comentarios