¿Por qué sus colaboradores están dejando sus empleos?

1168

Los expertos en management y liderazgo señalan que la gente no deja puestos de trabajo, deja gerentes o directivos, según un artículo de la revista Forbes.

Si un empleado no se lleva bien con sus gerente o no lo respeta, dejará la firma a pesar de un alto salario o de grandes beneficios.

Un buen gerente, no importa el salario, inspira lealtad. Aquí las razones por las que un líder pierde a sus colaboradores.

1 Cuando las reorganizaciones son constantes

Las empresas que se reorganizan cada seis o nueve meses no tienen una tasa de retención buena. Su alta dirección se desplaza en diferentes posiciones sin un horizonte, los directivos se cambian con los obvios despidos. Las personas no sienten entonces que puedan echar raíces y emigran.

2 La competencia feroz no siempre es sana

La competencia es buena, las guerras al estilo gladiador no. Poner a las personas y las divisiones de la firma una contra otra no anima a la gente a quedarse por el gusto de ganar la batalla.

Algunas personas prosperan en todos los ambientes estresantes, pero la mayoría no lo hacen. ¿Por qué entonces hay tantos artículos sobre cómo manejar el estrés?

La gente va a dejar un trabajo así el estrés se convierte en parte del día a día del colaborador y es fomentado desde la cabeza.

3 Ausencia de apoyo y comunicación

¿ Se comunica con sus empleados? ¿Usted como líder se sentó con él y creó un plan después de que tuvo esa reunión?

Si un gerente no se toma el tiempo para conocer a su empleado y fomentar el crecimiento, la gente se siente poco apreciada.

¿Sabe usted lo que la gente que no es apreciada hace? Ellos siguen su camino laboral lejos de su firma.

Todo el mundo quiere ser apreciado, por lo que si te gusta alguien, no lo mantengas en secreto pues puede ser la diferencia entre que un colaborador eficiente se quede o decida emigrar, dice la publicación.

Aunque importan con reconocimiento no se entiende que deba empezar con regalos, reconocimiento y eventos glamorosos. Los gerentes no tienen que ir por ese camino pero decirle cara a cara a su empleado que valora su trabajo hará una gran diferencia en las tasas de retención.

Comentarios