Por cuál decidir a la hora de buscar personal ¿Experiencia o juventud?

622

Muchos jóvenes recién graduados de la universidad ven con preocupación como sus esperanzas por encontrar un puesto de trabajo se desvanecen cada vez que leen en los anuncios de vacantes de los periódicos "Tener por los menos x años de experiencia".

La palabra "experiencia" parece ser elemental y fundamental en el proceso de reclutamiento y selección de muchos departamentos de recursos humanos.

Sin embargo, surgen las siguientes preguntas: ¿Vale la pena evaluar la experiencia por encima de los demás requisitos? ¿Hasta qué punto es importante? ¿La contratación de recién graduados sin experiencia laboral podría ser, de alguna manera, ventajoso para la empresa?

La experiencia y su valor

En la cultura asiática se considera como personal valioso aquel que ha pertenecido por mucho tiempo en una empresa y ha acumulado un gran caudal de experiencia.

Definitivamente la experiencia puede tener un valor agregado para el departamento de recursos humanos, ya que tomará menos tiempo en entrenar aquel que ya tiene experiencia previa en una determinada posición y para la propia empresa, también, ya que podrá obtener los resultados esperados, con menos errores y equivocaciones, en un tiempo relativamente más corto.

¿Cuándo la falta de experiencia y la juventud pueden ser valorados?

Tal vez las principales ventajas de contratar a personal recién graduado es que son más maleables para la empresa, tienen mayor capacidad de generar compromiso con la misma, no están gastados física ni mentalmente y tienen un interés, dinamismo y motivación elevados, lo que aumenta su potencial para desarrollar diferentes habilidades.

Aunque contratar personal sin experiencia representa riesgos y medidas especiales, las ventajas y los beneficios de apoyar el talento nuevo son múltiples. Por ejemplo, al no contar con la amplia experiencia de un veterano, un recién egresado, armado con habilidades artísticas y un entusiasmo sin límites, puede aportar un buen valor a cambio de una compensación de costos muy razonables, además estos prospectos proporcionan a la organización la oportunidad de moldear a sus futuros líderes.

Otra ventaja y aunque muchas empresas se resistan a admitirlo para no sustituir a sus veteranos, se ha demostrado en todas las industrias, no solo en la empresarial, que las nuevas ideas a menudo surgen de los recién graduados; a menudo aprenden rápidamente, acortando el tiempo de entrenamiento e integran sus nuevas habilidades con eficacia.

El entusiasmo se mezcla con la motivación y una gran cantidad de nuevas habilidades que a menudo resultan en una combinación valiosa y productiva para las empresas que contratan recién graduados. Y sobre todo, un novato no tiene malos hábitos que afecten o incidan en el equipo de trabajo.

 

Comentarios