Pese a fuerte caída del desempleo hay 68,6% de informalidad laboral en Perú

620

El Perú es el país donde más bajará el desempleo urbano en América Latina y el Caribe, según el “Panorama laboral 2013” que representó ayer la OIT. El desempleo descenderá de 7,2% en el 2012 a 6% al cierre de este año, mientras que en la región bajará 0,1 puntos porcentuales.

El coordinador del Sistema de Información y Análisis Laboral de la OIT, Bolívar Pino, explicó que entre el 2012 y este año unas 51 mil personas consiguieron empleo en el Perú. Pero hay otras 294 mil que siguen buscándolo sin éxito.

El especialista de OIT, Juan Chacaltana, añadió que para que el Perú baje el desempleo a 5,8% debe crecer 5,7% en el 2014. Dijo que mientras menor es la incidencia del desempleo, es más difícil reducirlo.

Líderes en informalidad

No obstante ese avance, la informalidad laboral en el Perú sigue siendo una de las más altas de la región.

El estudio resalta que el 98,6% de los trabajadores peruanos no goza de seguridad social, no aporta a un sistema de pensiones y tiene condiciones laborales en general-precarias.

Luego de reconocer que la informalidad aquí es mayor que el promedio regional (47,7%), la directora de la OIT, Elizabeth Tinoco, comentó que el Perú debía trabajar en la regularización de sus empresas.

En esa línea, el Gobierno creó la Superintendencia de Fiscalización Laboral (Sunafil), que empezará a operar entre febrero y marzo del 2014, pero se ha criticado su enfoque principalmente sancionador.

Preocupación regional

Tinoco informó que la tasa de desempleo en América Latina y el Caribe es 6,3%, la menor tasa registrada desde que la OIT empezó a realizar sus mediciones, hace 20 años. Explicó que ese descenso se debe al crecimiento de la economía en la región. Sin embargo, advirtió que este año, con la desaceleración en América Latina y el Caribe-que crecería 2,7% -, las condiciones laborales no mejorarían.

La directora de la OIT expresó su preocupación porque los salarios están creciendo menos que en años anteriores, la informalidad no se ha reducido y la productividad está creciendo por debajo del promedio mundial. Además, advirtió que está subiendo el desempeño juvenil.

De otro lado, la representante de la OIT enfatizó que, además de crecer, los países deberían propiciar un buen entorno para sus empresas, reforzar su institucionalidad y el dialogo social. También mejorar su educación y la formación para el trabajo y promover políticas para aumentar la productividad.

 

Fuente: El Comercio

 

 

Comentarios