Perú en puesto 83 del Índice de Competitividad del Talento Global 2017

913

El grupo Adecco dio a conocer la cuarta edición del Índice del Talento Global (GTCI), desarrollado en conjunto con la Escuela de Negocios para el Mundo, INSEAD y el Human Capital Leadership Institute of Singapore (HCLI) donde el tema central es “El Talento y la Tecnología: Moldeando el Futuro del Mundo Laboral”.

competitividad

El GTCI es un informe anual de evaluación comparativa que mide la capacidad de los países para competir por el talento, es decir mide cómo los países, crecen, atraen y retienen el talento, proporcionando un recurso de suma utilidad para los decisores en el desarrollo de estrategias que impulsarán la competitividad en sus respectivos países.

Este informe revela los efectos de los cambios tecnológicos en la competitividad del talento, ya que gracias a la tecnología, se están creando nuevas oportunidades laborales. Sin embargo, para que esto pase, es importante que tanto las personas como las organizaciones se adapten a un entorno laboral en el cual el know-how de la tecnología, las habilidades interpersonales, la flexibilidad y la colaboración son las claves para el éxito. Además, es importante resaltar que las estructuras horizontales están reemplazando las jerarquías como el nuevo estándar de liderazgo.

Panorama en Perú
En el caso de Perú, su mejor desempeño está en el pilar de “Atracción”, destacando la atracción de inversión extranjera. En cambio, sus mayores desafíos son los pilares de “Retención” y “Habilidades Vocacionales y Técnicas”, siendo nuestro principal reto mejorar la relevancia del sistema educativo como principal motor del desarrollo del país.

“Al enfocarnos en ‘la tecnología y el talento’, el informe de este año resalta algunos de los problemas más difíciles a las que se enfrentará la economía mundial en los próximos años, teniendo que combinar la creación de nuevas oportunidades laborales y el crecimiento sostenible, y a su vez ofreciendo a las nuevas generaciones la posibilidad de vivir y trabajar en un mundo que refleja los valores que ellos sostienen. Como destaca el informe, el rol de la educación seguirá siendo fundamental para alcanzar este conjunto de objetivos que es tan complejo”, declaró Ilian Mihov, decano de INSEAD.

Por su parte, Carlos San Román, Director General de Adecco Perú, comenta: “La reforma educativa del país debe ser vista como prioridad, quizás la prioridad número uno.  Actualmente estamos en desventaja global debido al deficiente nivel educativo, mañana esta desventaja será aún más crítica ya que países que hoy consideramos avanzados en ese aspecto emprenderán aún más reformas para lidiar con los avances tecnológicos, científicos y la automatización.  Nuestro esfuerzo en este sentido debe ser mayor al de otros países”.

Además, el CEO del Grupo Adecco, Alain Dehaze dijo: “El rápido avance de la automatización y la inteligencia artificial es el origen de los cambios más disruptivos en cómo vivimos y trabajamos hoy en día. Se necesitan reformas urgentes del sistema educativo para proporcionar los conocimientos técnicos y humanos adecuados, así como la capacidad de adaptarse a los cambios. Debido a que se está volviendo común que las personas tengan más de una carrera a lo largo de sus vidas, los trabajadores tienen que mejorar su empleabilidad comprometiéndose al aprendizaje permanente. Al mismo tiempo, las políticas laborales deben combinar la necesidad de flexibilidad de los empleadores con la protección social”. 

Resultados a nivel mundial
Al analizar los países en el índice, surgen varios patrones y tendencias, los cuales se resumen de la siguiente manera:

  • La tecnología y la híper-conectividad están cambiando la naturaleza del trabajo: junto con los factores demográficos, económicos y sociales, están impulsando el surgimiento de una fuerza laboral más independiente y dispersa. La palabra clave de nuestra época es la “flexibilidad”, ya que estamos pasando por una transición, de un modelo de trabajo basado en el empleo tradicional (asalariado) a uno donde el 30% de la población económicamente activa de los Estados Unidos y la Unión Europea son agentes libres.
  • Hay que pensar más allá de la automatización: no se trata simplemente de la tecnología. Estamos viviendo una gran transformación en nuestra sociedad, en nuestras organizaciones, en las carreras, en la educación y en el entorno laboral. Las organizaciones se están volviendo más planas e interconectadas; los resultados y la colaboración tienen mayor peso que la autoridad y la jerarquía; y se está volviendo común que las personas tengan más de una carrera a lo largo de sus vidas.
  • Las habilidades técnicas junto con las competencias sociales y de trabajo en proyectos son cruciales para el nuevo perfil de talento ya que cada vez más vemos que la innovación es fruto de la colaboración. Los jóvenes deben adquirir habilidades para “aprender a aprender”, junto con habilidades de creatividad, resolución de problemas y de comunicación.Los planes de estudio deben consistir en programas vivenciales y de proyectos, incluyendo oportunidades de formación laboral, tales como los “programas de aprendizaje en las empresas (apprenticeship systems)”. En esta era donde la mayoría de las personas tendrán más de una carrera, el aprendizaje permanente es una necesidad
  • Las políticas educativas y laborales son los principales desafíos del cambio transformacional: la cooperación entre el gobierno, las empresas y las instituciones educativas es fundamental para garantizar una rápida reforma del sistema educativo y para diseñar las políticas de empleo que combinen la flexibilidad del mercado laboral con la protección social.

 

Comentarios