Nuevo año, nuevos desafíos

1427

Un nuevo año significa una nueva oportunidad para empezar de cero en el trabajo. ¿Has pensado qué puedes hacer para empezar bien este nuevo año? ¿Cuáles serán tus prioridades y objetivos? Si tu principal interés es crecer profesionalmente, entonces toma nota de los siguientes puntos que debes evaluar en tu actual trabajo:

281216_noticia-1

  1. Oportunidades de desarrollo:
    Si ya has aprendido todo lo que podías aprender en tu trabajo, y las ganas de ampliar tus conocimientos y tus capacidades son un gran incentivo para tomar esta decisión, entonces un nuevo empleo que te brinde la oportunidad de adquirir nuevas responsabilidades es lo que debes aceptar. Es importante que puedas proyectarte en ese nuevo cargo, de manera que en el corto periodo no se transforme en rutina nuevamente.
  1. Posibilidades de capacitación:
    Existen rubros como el de la minería o la construcción, donde exigen como requisito certificaciones específicas, sobre todo en aquellos donde se caracteriza su elevada utilización de tecnología. Si se presenta una oportunidad donde la continua capacitación es lo más atractivo para ti, entonces no la dejes pasar, ya que de todas maneras te beneficiará en tu futuro laboral.
  1. Tamaño de la empresa:
    Por lo general, las grandes empresas tienen mejores condiciones para ofrecer un mayor sueldo, beneficios, posibilidades de asumir más responsabilidades y de obtener un ascenso. Si las oportunidades de proyectarte en tu actual empresa son escasas, entonces un nuevo trabajo en una compañía de mayor tamaño es el principal aspecto que debes considerar a la hora de cambiar de empleo.
  1. Ambiente laboral:
    En el último tiempo el ambiente laboral ha cobrado gran importancia, ya que para que un colaborador rinda adecuadamente, no basta con tener el entrenamiento y herramientas necesarias, pues debe sentirse cómodo con su entorno, tanto con sus compañeros como con sus jefes.

    Si sientes que en tu actual trabajo las relaciones son hostiles, entonces debes buscar una empresa que se preocupe más por el bienestar de las personas que por los resultados económicos, esto incluso mejorará tu calidad de vida laboral.

  1. Horarios flexibles:
    Uno de los principales problemas de hoy en día, es que las personas tienen poco tiempo para compartir con su familia. Incluso en muchas empresas los incentivos económicos por parte de los empleados ya no son razones de peso para retener al talento, incluso hay organizaciones que han recurrido a medidas basadas en la flexibilidad horaria. Si ésta es tu prioridad, entonces debes negociar o bien buscar un trabajo con un horario que te permita pasar más tiempo con tus hijos.

Ernesto Velarde, Country Manager de Trabajando.com Perú, señala que “Tener objetivos es una actitud de vida que nos hace enfocarnos hacia una meta y luchar día a día por alcanzarla. Si bien el inicio de un nuevo año es un buen momento para empezar, es fundamental que se mantenga una actitud de perseverancia y constancia”.

Comentarios