Nueve errores en el currículum que te pueden costar un trabajo

665

Puesto que las presentaciones en papel no llegan a extinguirse, es importante seguir cuidándolas

En plena era tecnológica, LinkedIn aun no ha conseguido reemplazar por completo al currículum tradicional, y por eso es importante seguir cuidándolo. El Portal Inc. recoge, de la mano de expertos en selección y asesoramiento de candidatos, los errores más comunes en el currículum. Y es que de los pequeños detalles puede depender conseguir, o no, ese trabajo.

1. Cometer errores gramaticales.
Según una encuesta elaborada por CareerBuilder el año pasado, el 58% de los reclutadores señalaron las faltas en el currículum como uno de los principales motivos para descartar de forma automática a un candidato. Entre ellos destacan las incoherencias de tratamiento (tú / usted), palabras claves para el sector mal escritas o el uso excesivo de la puntuación. 

2. Dar información incorrecta.
No información falseada, sino incorrecta, como un teléfono con un número cambiado o un nombre erróneo para la referencia. Es obvio, pero según los profesionales del sector aun hay quien parece no ser consciente de que la información precisa es imprescindible en el currículum. Llamar a un teléfono de contacto o de referencia erróneo es descarte inmediato.

3. Ofrecer siempre el mismo currículum.
El currículum no es una pieza de talla única, sino que tiene que adaptarse a los distintos puestos para los que se aplique. Y es que dada su brevedad, posiblemente tengan que dejarse fuera muchos datos, pero la información necesaria no siempre es la misma. No hay dos entrevistas iguales y los currículums que se presentan tampoco deberían serlo. 

4. Elaborar la presentación en exceso.
El formato es clave, sí, pero no se puede distraer al reclutador con fuentes originales o recursos gráficos que le desvían la atención de la información relevante del currículum. Si se utilizan elementos gráficos tienen que servir para hacer más clara, más entendible, la información que se precisa, pero no solo más bonita. Mejor ser creativo en una mejor redacción que en una mejor presentación.

5. Ser demasiado vacuo.
En la encuesta de CarrerBuilder, el 36% de los seleccionadores identificó currículums demasiado genéricos. Por eso es imprescindible ir al grano y no utilizar palabras vacías de significado, que además aburren al seleccionador por la infinidad de veces que las ha leído. Atrae el responsable de Recursos Humanos con un lenguaje innovador y directo que demuestre tu personalidad y tus ganas de trabajar.

6. Embutir texto en una página.
Tradicionalmente se ha dicho que la longitud óptima de un currículum es de una página. Esto hace que muchos candidatos se empeñen en apretar demasiado texto en solo una página, pero es una mala solución. O se rompe el tópico y se presentan dos, o, aún mejor, se selecciona la información para que quepa de manera natural en una página.

7. Omitir fechas exactas.
La no especificación de las fechas a menudo hace sospechar a los empleadores que el demandante está tratando de ocultar algo. Si uno tiene un vacío importante en el currículum, los expertos recomiendan incluso explicarlo de antemano, por ejemplo en una carta de presentación, para que el seleccionador tenga una explicación para algo que, de no tenerla, sería motivo de eliminación.

8. No incluir las competencias.
Mientras que a nadie se le pasa por la cabeza omitir la formación o la experiencia, son pocos los que especifican las competencias que consideran que pueden aportar, cuando es lo que precisamente está buscando el reclutador. Es una manera de facilitarle el trabajo además de dejarle entrever la visión que el candidato tiene de sí mismo, pregunta típica de entrevista.

9. Plantear un objetivo demasiado estricto.
De manera generalizada, parece que la tradición, especialmente en Estados Unidos, de situar un objetivo al comienzo del currículum está perdiendo adeptos. No obstante, si uno desea ponerlo, tiene que encontrar un equilibrio entre algo demasiado estricto, puesto que se buscan profesionales flexibles, y algo demasiado genérico, puesto que se valora la especialización.

 

Comentarios