Mujeres vs. Mujeres en el Trabajo

608

¿Si las mujeres dominaran el mundo este sería armonioso y pacifico? No se apresuren a responder. En el trabajo, las mujeres no muestran mayor colaboración entre sí que en el trabajo colectivo de los hombres. Incluso anuncian que pasan malos momentos trabajando juntas.

De acuerdo a una medición del 2010 del Workplace Bullying Institute, el 80% de las mujeres que maltratan a sus colegas lo hacen con personas del mismo género, mientras que el 56% de los hombres que maltratan en las mismas circunstancias lo hacen con otros hombres. Con las mujeres convirtiéndose en la mitad de la fuerza de trabajo en muchos países, esto se convierte cada vez en un problema mayor.

“En esto días cada vez más mujeres van a la universidad, más que los hombres”, comenta Mónica McGrath, profesora asociada de la Escuela de Negocios de Wharton, Filadelfia. “Las mujeres son muy competitivas en el trabajo, pero al mismo tiempo, tienen expectativas poco realistas sobre la solidaridad, con otras mujeres”, añade.

Como resultado, los empleadores casi siempre descubren que los equipos de trabajo dominados por mujeres son casi siempre irritables. “Las mujeres tienen relaciones muy cercanas e intensas en una forma muy distinta a la de los hombres”, dice Pat Heim, autora del libro En compañía de las mujeres. “ Lo negativo es que si todo sale mal con ellas, sale horrible. En contraste, cuando los hombres comenten un error, lo hacen  a un lado diciendo frases como “siempre supe era una idiota “.

Los problemas de las mujeres trabajando juntas no deben ser una sorpresa. “Los hombres viven en jerarquías y se sientes cómodos  con eso”, explica Heim. “ Pero las mujeres no usan juegos jerárquicos y cuando ascienden no están acostumbradas a hacerlo. Por eso es que las mujeres suelen pasarla mal cuando una compañera de trabajo es promovida”, añade.

Las cosas se ponen peor porque las empresas no toman en serio las relaciones amor-odio entre mujeres. “El género es un tema muy complicado para entender en un ambiente corporativo”, dice McGrath.

“Las mujeres se resisten de ser identificadas como mujeres, pero eso es lo que son. Las empresas no están contra ellas. Solo que no hacen una buena labor a la hora de prepararlas para que trabajen con otras mujeres”, añade McGrath.

Las mujeres, en el futuro, podrían superar estos problemas utilizando juegos jerárquicos a la hora de criar a sus hijos”.

Fuente: Publimetro

Comentarios