Los Peter Pan profesionales: Exitosos, pero inmaduros

716

Esta nueva generación de profesionales de menos de 30 años está muy bien preparada, sin duda. Tienen maestrías, diplomados y manejan las herramientas tecnológicas como nadie. Pero a gran parte de ellos se los trata de inmaduros, de prolongar la adolescencia más allá de lo razonable. ¿Qué hay de cierto en ello?

En primer lugar, veamos que significa prolongar la adolescencia. En opinión del psicólogo Rodney Warthon, en la adolescencia tardía – o el síndrome de Peter Pan – la persona no quiere crecer ni madurar. Es como si hubiera estancado mentalmente en una edad determinada y su cuerpo, fisiológicamente, siguiera creciendo.

FALTA DE COMPROMISO

En parte, Warthon explica esta característica en los profesionales jóvenes de hoy porque tienen más acceso a la información sobre universidades, intercambios estudiantiles, etc. Eso hace que, muy tempranamente, hagan una maestrías y luego regresen a trabajar con un buen pago. Como no tienen compromisos, su sueldo se invierte en autos, viajes, departamento y diversión. Y no quieren cambiar esa vida por matrimonio e hijos. Entonces descuidan un área importante, que es la madurez del compromiso y el cuidar a otros.

Y, claro,  no hay que empujarlos a casarse ni mucho menos. Pero es un hecho que falta esa experiencia que coloca a las personas en otro grado de madurez.

En opinión del coach Oscar Osorio, directorio, de Life Coach Perú, una característica de los profesionales jóvenes es que la “velocidad con la cual se preparan académicamente no va acorde con una preparación en habilidades sociales e interpersonales, desarrollo personal y emocional”.

Muchos de los Peter Pan profesionales esconden su inseguridad, porque temen que no los amen y se ponen una máscara de alegría. No les vendría mal tomarse un tiempo para mirar su interior, buscar sus motivaciones y cuidar de sí mismos.

Fuente: El Comercio

 

Comentarios