Los peruanos dedican más tiempo al trabajo que a su familia

998

Los peruanos se debaten entre el trabajo y la familia, a pesar de que para la mayoría ésta última es su prioridad, lo cierto es que muchos dedican bastante más tiempo a su trabajo, pero ¿cómo viven el día a día entre su vida personal y laboral?, para responder esta interrogante es que Trabajando.com realizó una encuesta a más de 2.700 personas.

Según el estudio, el 62% de los peruanos le dedican más de 48 horas semanales al trabajo, mientras que un 32% entre 40 y 48 horas y el 6% restante menos de 40 horas.

Y a la familia, ¿cuánto tiempo se le dedica?, el 29% de los peruanos comparte con los suyos entre 10 y 15 horas semanales; el 26%, menos de 10 horas semanales, un 24% más de 20 horas y finalmente, un 21% entre 15 y 20 horas.

Pese al escaso tiempo que comparten los trabajadores peruanos con sus familias, el 60% de ellos asegura que ésta es su principal fuente de satisfacción, mientras que para un 21% es el trabajo, para otro 15% de los encuestados lo más importante en su vida es el dinero y para el 4% restante, son sus hobbies.

“Es importante que exista un equilibrio entre trabajo y familia, el empleado debe ser consciente de ello y darle la importancia que merece a estos dos ámbitos tanto en términos de tiempo como calidad”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

Según los peruanos el trabajo no es una de sus principales fuentes de satisfacción, ni siquiera lo es el dinero para la mayoría, pero aún así, lo laboral está siempre presente, incluso modelando sus vidas, pues a la pregunta ¿contestas llamados o mails en tus ratos libres, fines de semana o vacaciones?, el 53% de los encuestados reconoce que sí y que no puede dejar de hacerlo, en tanto el otro 47% restante señala que no, pues ese tiempo es para sí mismo y para su familia.

En tanto, al analizar el caso contrario, es decir si los peruanos resuelven asuntos familiares mientras están en su trabajo, el panorama no es muy diferente y sigue siendo a favor de lo laboral. Esto porque el 59% de ellos no arregla temas de su casa, pues dice abocarse totalmente en su empleo, mientras el otro 41% reconoce que sí, pues para ellos es necesario estar atento y colaborar con lo que sucede en sus hogares, aunque estén trabajando.

 

Pese a que la vida familiar y laboral de los peruanos parece no estar tan balanceada como puede apreciarse en este sondeo, lo cierto es que ellos creen lo contrario, pues el 60% de los encuestados dice vivir un equilibrio entre familia y trabajo.

Velarde agrega que “si un trabajador se encuentra preocupado o con problemas personales, es muy difícil que esté motivado y menos productivo, por tanto las empresas deben comprender estas situaciones y tener claro que dedicar más horas al trabajo no significa necesariamente obtener mayor eficiencia”.
 

Comentarios