Los Pecados del Jefe

848

Sin duda el cargo de un jefe demanda altas exigencias, tales como fijar objetivos y tareas, lograr excelentes resultados, motivar e inspirar al equipo, etc. Por lo mismo, este cargo muchas veces se ve expuesto a las críticas de sus colaboradores, y lo más probable es que no todos estén de acuerdo con el tipo de liderazgo aplicado.

Ser líder es mucho más que tener poder o una posición estatégica al interior de la organización, es un cargo de responsablidad que debe velar por su trabajo y el de su equipo, de ahí la importancia de que quienes ostentan este grado no sólo sea por mérito de cumplimiento de metas y desempeño, sino que también sean personas que cuenten con habilidades blandas que le permitan manejar un equipo y sacar lo mejor de cada uno de ellos.

Existen situaciones en que los jefes intentan alcanzar los objetivos mediante la autoridad e intimidación, sembrando el miedo y la incertidumbre de que nadie es indispensable, de manera que si no acatan las órdenes cualquiera del equipo puede ser desvinculado.  Escenarios como éste son comunes en algunas empresas, sin embargo, tarde o temprano las personas presentan síntomas de estrés, un alto índice de ausencias y, finalmente, comienzan a emigrar a la competencia.

Quizás en algún momento te enfrentes con uno de “su especie”, o bien en un futuro puedes llegar a ser uno de ellos. Para que sepas identificar los errores más frecuentes de quienes ocupan este cargo y así evitar el fracaso personal o el de tu área, te presentamos algunos ejemplos.

  1. Exceso de ambición: tener ambición en la vida no es malo, todo lo contrario, esta característica permite alcanzar los objetivos personales, sin embargo, el deseo exacerbado de poder puede transformarse en una “ambición ciega”, tratando de vencer al de al lado, para así poder sobresalir del resto .Este ambiente no permite trabajar en equipo, y por lo tanto impedirá ver a los colaboradores como aliados o compañeros.
     
  2. Exceso de tareas: es el caso del jefe que deriva demasiadas responsabilidades a su equipo y no le importa cuán lleno de trabajo estén, además casi siempre fija objetivos inalcanzables. Esto genera un ambiente de estrés y cansancio.
     
  3. No saber escuchar: es muy frecuente que los jefes sean autorreferentes y subestimen las opiniones de su equipo y esto generalmente sucede por sentirse superior a los demás. De esta manera, es probable que las personas sientan que su jefe es poco empático y que no le importa los problemas de su gente. En este tipo de ambientes es muy frecuente la desconfianza y el individualismo.
     
  4. Maltrato verbal: esto se identifica fácilmente por ocupar tonos de voz muy fuerte, hacer críticas poco constructivas e hirientes a las personas sobre el trabajo o aspecto físico, humillarlos en público o en privado, interrumpir cuando otro está hablando o ignorar lo que dice el resto. Este tipo de ambiente afecta directamente a la autoestima de las personas y los hace sentir inseguros profesionalmente.
     
  5. El jefe pesimista: un jefe positivo y optimista es aquel que día a día le entrega palabras de aliento a su equipo para seguir mejorando. ¿Cómo pretende lograr las metas y objetivos del área si el propio jefe es pesimista?, es imposible lograr una actitud alegre, comprometida y con buena disposición con este tipo de liderazgo.

“Si bien los conocimientos teóricos son importantes para desenvolverse en un cargo de jefatura, existen habilidades sociales que no se pueden dejar de lado, pues permiten que una persona pueda comunicarse y relacionarse de manera efectiva con otros. Muchas veces el éxito de un jefe depende de estos atributos y la capacidad de mantener buenas relaciones con sus pares”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú. Velarde agrega que “Un buen líder no lo da el cargo, sino más bien sus cualidades. Entre sus características principales está el reconocer el buen desempeño y los logros de su equipo, pero por sobre todo se esmera en sacar lo mejor de cada uno.

También cuenta con su propio portal de voluntariado, Ayudando.com, que busca reunir en un sólo sitio todas las alternativas de trabajo voluntario y presentárselas a los usuarios de la comunidad como una verdadera actividad complementaria a su empleo. De esta manera, las distintas fundaciones latinoamericanas cuentan con un moderno software para administrar, reclutar y seleccionar a sus posibles voluntarios.

 

Comentarios