Los jefes no deberían tener favortitismo

1264

Es natural que les caigan mejor unos colegas que otros. Pero cuando usted es el jefe, tratar diferente a los subordinados directos (y especialmente tener favoritismos) es imprudente e injusto.

Para asegurarse de no dar a nadie un trato especial, divida de forma equitativa las tarea. Lleve un registro de a quién llevo a la ultima presentación de alto nivel y quién lideró el último gran proyecto.

Cosas simples, como rotar al líder de las reuniones  grupales semanales, puede ayudar a proyectar justicia.

Sea tan exclusivo como pueda. Cuando esté eligiendo un equipo para trabajar en un proyecto nuevo, pregúntese:”¿Puedo agregar un puesto más, aunque sea una función menos?”.

Comentarios