¿Los incentivos de su empresa premian el mal comportamiento?

608

Debería ser obvio que la mejor forma de obtener los comportamientos que quiere de sus empleados es dar premios por hacerlos.

Para alinear adecuadamente los incentivos y que apoyen sus objetivos y misión, una compañía debe determinar qué es lo que los gerentes y los empleados creen que se les está fomentando que hagan, y qué cosas no.

A detalle

Primero haga una lista de los comportamientos que quiere y de los comportamientos que no quiere.

La importancia de responder honestamente a esta tarea no puede sobreestimarse. Por ejemplo, pudiera decir que quiere una cultura de calidad, seguridad y transparencia, ¿pero realmente es así o cree que se trata de una meta inalcanzable?

Después haga una lista de los comportamientos que mide actualmente. Luego compare cada uno en sus listas de “más de” y “menos de” con la lista de comportamientos que mide actualmente. Encierre en un círculo aquellos que actualmente no está midiendo. ¡Esta resulta siendo su lista de peligro!

Si un comportamiento que le interesa no está siendo medido, es probable que sus empleados concluyan que no es muy importante.

Además, usted no logra proveer capacitación de habilidades o retroalimentación sobre ese comportamiento.

Entonces debemos preguntarnos ¿la gente cómo puede mejorar su desempeño incluso si quiere hacerlo, si no sabe cómo?

Incluso no está pudiendo premiar a la gente que está haciendo lo que usted quiere. Tampoco puede castigar a la gente que no está haciendo lo que quiere.

El tercer paso es determinar si sus recompensas y castigos apoyan sus valores adoptados. Pregunte a sus empleados qué sería lo más probable que pasaría, si participaran de ciertos comportamientos.

Ofrezca cuatro respuestas posibles: “sería premiado o mi acción sería aprobada”, “sería castigado o de alguna forma desalentarían mi actuar”, “no habría ningún tipo de reacción” o “no sabría qué esperar”.

 

 

Comentarios