Los hombres confían más que las mujeres en que tendrán trabajo

616

En la búsqueda de su primer trabajo después de la universidad, los hombres tienen una clara ventaja sobre las mujeres: se siente más seguros de que van a tener éxito, y varios de ellos esperan un buen sueldo, según muestran los datos recogidos por una web de puestos de trabajo.

Solo el 16% de las mujeres universitarias dijeron que estaban “absolutamente seguras” de que iban a conseguir un trabajo después de graduarse, en comparación con el 27% de los hombres universitarios, de acuerdo con el motor de búsqueda de empleo Monster, que encuestó a 1.500 adultos en abril.

Los hombres no solo eran más propensos a sentirse mejor acerca de conseguir un trabajo. También fueron más propensos a decir que la universidad los preparo bien para su carrera y afirman que su primer trabajo les pagará bien: el 48% de los hombres espera que se les pague más de US$50.000 al año en su primer empleo, una creencia que solo el 33% de las mujeres compartió, encontró la encuesta.

El sondeo puede estar basado en una muestra relativamente pequeña, pero pone de relieve investigaciones previas que sugieren que los hombres tienden a tener más confianza y a mostrarse más firmes acerca de sus habilidades que las mujeres.

En una revisión interna, Hewlett-Packard encontró que sus empleados varones eran propensos a solicitar ascensos cuando creen haber reunido el 60% de las calificaciones que figuran en lista, mientras que sus empleadas evitan hacerlo a menos que hubieran reunido el 100% de las calificaciones.

Otros estudios han sugerido que las mujeres piden menos negociaciones que los hombres y que las mujeres experimentan mayor ansiedad cuando están negociando.

La conclusión habitual de este tipo de investigación es que las mujeres tienen que ser más agresivas y defenderse más a sí mismas. Otros, sin embargo, dicen que señalar a las mujeres de no ser lo suficientemente audaces sería un error.

“Esto realmente no es un problema de confianza de las mujeres. De hecho, no se trata de las mujeres en absoluto”, dice Anna Beninger, directora de la firma de investigación Catalyst, una organización no lucrativa que aboga por la promoción de la mujer en el trabajo. “Realmente se trata de los desafíos sustanciales que enfrentan las mujeres en el ámbito organizativo”.

Una serie de estudios apoya el punto de vista Beninger. El año pasado se analizaron datos de Bloomberg y se encontró que, incluso cuando tienen niveles de experiencia similares y educaciones similares, a las mujeres con MBA se les paga menos que a los hombres.

Las mujeres también tienen más dificultades que los hombres para encontrar un patrocinador, una figura clave que puede actuar como un defensor de ellas en el lugar de trabajo; son rechazadas como jefas tanto por hombres como por mujeres; y más a menudo son penalizadas por tratar de negociar una compensación.

En otras palabras, la “falta de confianza” que muestran las mujeres solo puede ser realismo frio, no un rasgo de carácter inherente.

 

Fuente: Bloomberg

 

 

Comentarios