Los errores que impiden a los recién graduados conseguir un trabajo

602

No vestir apropiadamente o llegar tarde a una entrevista son de los más comunes

¡Enhorabuena a todos los que se licenciaran este 2013! Pero ahora viene el momento de aterrizar en el mercado laboral, y tal como están las cosas, es básico no cometer ningún error para conseguir alguna oportunidad de trabajo. CNBC ofrece de los errores más comunes entre las generaciones más jóvenes, basándose en las opiniones de los directores de Recursos Humanos encuestados por Adecco. He aquí una lista de los principales fallos.

Errores ortográficos o tipográficos

Probablemente uno se haya pasado horas estudiando detenidamente su curriculum vitae para asegurarse de que presenta con exactitud su talento y experiencia. Todo este trabajo podría ser en vano si el currículum o una carta de presentación incluyen una falta de ortografía o un error tipográfico que, de tanto repasarlo, se nos ha pasado por alto.

Adecco pidió a 500 directores de Recursos Humanos que nombraran el error más común que descalifica a los currículums, y alrededor del 43% dijo que los errores de ortografía eran el problema número uno, y el 28% respondió que era la falta de información veraz.

La falta de experiencia

Muchos graduados universitarios jóvenes creen erróneamente que todavía se puede conseguir un puesto de trabajo sólo porque tienen un diploma de la universidad o porque tienen un excelente historial académico.

Pero en estos momentos, los empleadores buscan algo más que un certificado especial, unas excelentes prácticas o algún otro éxito documentado. Eso significa que los estudiantes universitarios tienen que desarrollar otras habilidades especializadas y obtener experiencia relevante mientras se están sacando la carrera.

Vestir inapropiadamente

Una entrevista de trabajo no es el espacio ni para mostrar tu talento para la moda ni para dejar clara su ausencia. La encuesta de Adecco también preguntó a los directores de Recursos Humanos sobre el vestuario, y resulta que la mitad de los jóvenes acuden a las entrevistas con un atuendo inapropiado.

Por lo general, es mejor errar en exceso, es decir, ir demasiado bien vestido, pero esto no significa ir automáticamente con traje. Antes de ir a una entrevista, es bueno pedir a alguien de la propia empresa o de una empresa similar cual es el código de vestir en la empresa, y intenta seguirlo sin destacar demasiado, porque no es a esto a lo que hay que dedicar los esfuerzos este día.

Llegar tarde a la entrevista

Las primeras impresiones llegan en el momento que entras en la oficina, y llegar tarde o llegar corriendo siguen siendo algunos de los errores más habituales, por obvios que sean. De hecho, según la encuesta de Adecco, el 44% considera un error habitual de los jóvenes incluso faltar a la entrevista por creer que era otra hora o otra fecha. Es importante confirmar la hora, la fecha, el lugar y planear con tiempo el recorrido.

Incluir el teléfono en la entrevista

El 30% de los encuestados por Adecco dijo que un gran paso en falso de los jóvenes es no resistirse a comprobar el smartphone en algún momento de la entrevista. Se considera un requisito imprescindible que esté en silencio, pero lo mejor sería que ni tan siquiera estuviera presente en la entrevista. Por otro lado, también es habitual entre los jóvenes la falta de contacto visual con el entrevistador, lo que suele demostrar falta de confianza.

No ser flexible

Alrededor del 36% de los directores de Recursos Humanos se quejan de que los jóvenes solicitantes de empleo son demasiado agresivos acerca de las expectativas de salario y otros beneficios, tales como el tiempo de vacaciones. El pésimo estado del mercado laboral y la poca experiencia de un recién licenciado lo posicionan en el peor lugar para exigir demasiadas contraprestaciones, lamentablemente.

 

 

Comentarios