¿Las redes sociales son determinantes al momento de postular a un trabajo?

1768

Como se sabe muchas empresas ejercen una labor de seguimiento antes de decidirse por el próximo empleado que contratarán. Es por esa razón que la personalidad digital puede ser más relevante de lo que se cree.

“Consideramos el comportamiento; hubo un caso en que nuestros miembros encontraron a una persona que había publicado mensajes racistas”, reveló Brian Glade, director para las Américas de la Asociación de Búsqueda de Ejecutivos y Consultoría (AESC).

Si bien la personalidad digital no es lo único a tomar en cuenta para una posición laboral, puede llegar a ser determinante.

La AESC acredita compañías de búsqueda de talento, y el método para encontrarlo es el estándar para los Headhunters del mundo. El primer filtro comienza en el mercado mismo. “En Perú no hay escasez de talento, pero hay algunos puestos para los que tienes que buscar gente de afuera”, explicó Glade.

Educación, experiencia y referencias. Es por esta razón que una compañía especializada vaya más allá de LinkedIn y llama por teléfono a personas de tu entorno para cruzar la información de tu perfil o cv. 

Es en este punto donde las redes sociales juegan un papel importante, debido a que la vida digital de cada individuo lleva estampada muchos detalles de su vida personal. Cuestiones subjetivas, como una opinión política, o algo más tangible, como una post discriminador, puede ser un motivo para perder un trabajo.

“Estas cosas no las observas en un cv o una entrevista. Cuando nuestros miembros investigan, van a encontrar todo, así sea 10 o 15 años atrás”, añadió Glade.

Brian Glade brindó tres consejos para ser más empleables. Desde aprender otro idioma hasta honestidad, todo cuenta al momento de buscar un trabajo.

  1. Adquiere experiencia global. Es vital para cerrar un negocio internacional conocer una lengua común al resto. Inglés es una prioridad, pero portugués es otra opción excelente. Globalizarse también significa obtener experiencia de trabajo en otros países. Brindando una perspectiva única que será de mucho valor en cualquier empleo.
  2. Conócete a ti mismo. “Reconoce tus fortalezas y debilidades de la forma más honesta”, aconsejó el experto. Tener consciencia de uno mismo, conocerse bien, es la clave de la inteligencia emocional.
  3. Sé honesto. Nadie va a contratarte si no eres honesto. Y es que colocar datos falsos en LinkedIn o el currículo no le hace un favor a nadie.

 

Comentarios