Las empresas valoran más a los ejecutivos dispuestos a trabajar en otros países

1709

Diversos especialistas han llegado a la conclusión de que la movilidad geográfica empieza a ser más valorada por las empresas. Un ejecutivo capaz de trasladarse y desenvolverse en un entorno cultural y económico diferente lo convierte en mucho más competitivo.

ejecutivoavion

Diana Rake, socia de Amrop Perú, opina que una persona que ha trabajado o estudiado fuera de su país gana puntos, siempre y cuando certifique que fue capaz de adaptarse y ser productivo.

Los ejecutivos que deciden viajar al extranjero analizan diversos componentes como las perspectivas laborales dentro de la empresa en la que colaboran, los costos de vivir fuera, el traslado de la familia y dejar el entorno actual.

En este contexto, la Directora General de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacifico, Vanina Farber, dijo a Semanaeconómica.com que tras el crecimiento de la economía peruana y ante la diversidad de maestrías y MBA locales, lo más adecuado para el profesional es viajar cuando ha finalizado este tipo de programa.

“Las maestrías agregan valor, pero si uno migra después de haberla terminado, sale con otro enfoque: a gestionar equipos, en un rol gerencial con retos diferentes y más atractivos”, destaca Vanina Farber.

En Perú, la mayoría de los ejecutivos que cursan una maestría son mayores de 30 años. Por lo general es muy difícil que los que han llegado a una gerencia dejen sus empleos y viajen al exterior, pero siempre hay alternativas.

“Algunas empresas apoyan financieramente a sus trabajadores para estudiar fuera con la condición de que regresen y trabajen un tiempo para la empresa. Pero la compañía no lo puede retener. Entonces, ir a estudiar a una universidad de prestigio puede resultar muy beneficioso para su futuro laboral. Lo importante es no dejar de tener esta experiencia”, señaló Rake a Semanaeconómica.com.

Lo cierto es que los ejecutivos que se animan a salir de su zona de confort y están dispuestos a aprender de nuevas culturas, hará que sumen créditos.  Este tipo de decisiones no solo estimula el desarrollo de las competencias personales y profesionales, sino que también brindará mejores y mayores oportunidades laborales. Mientras, que los que rechazan esta propuesta corren el riesgo de ser excluidos de futuros ascensos por ser considerados poco flexibles.

Comentarios