La selección 2.0

764

Los avances tecnológicos han permitido acceder a una gran cantidad de información de manera inmediata desde cualquier lugar del mundo. Internet y las nuevas tecnologías han favorecido el desarrollo y ampliación de las redes sociales. Es así que muchas empresas han empezado a utilizarlas para indagar aspectos personales y profesionales sobre los colaboradores presentes y futuros de las empresas.

Publicar asuntos personales en las redes sociales ya no es un asunto tan inofensivo y seguro, porque nuestra intimidad se ve expuesta, compartida y comentada por muchas personas. Sin embargo, las empresas son las principales beneficiadas, pues pueden obtener una base de datos con información muy interesante para ellos, como nuestros gustos, conductas, amistades, profesiones, etc. 

Pero esto también ha contribuido con la labor de los reclutadores y headhunters, ya que facilita la búsqueda de candidatos. Alrededor de un 80% de los encargados de recursos humanos creen que el futuro de la selección de personal pasará por las redes sociales. Actualmente, las más utilizadas con este fin son Facebook, Twitter, LinkedIn, Tuenti o Youtube.

La selección 2.0 permite atraer una cantidad de personas adecuadas y competentes para un puesto de trabajo mediante las redes sociales. Pero es fundamental identificar aquellos aspectos necesarios para el cargo antes de reclutarlos. Sino, esto finalmente será un proceso más costoso, sobre todo en tiempo perdido.

No son pocas las empresas que incluso indagan constantemente sobre la vida de sus colaboradores, para saber el comportamiento que mantienen fuera de la oficina. Algunas señalan que las personas que pertenecen a la compañía representan una marca no tan sólo dentro de la organización, y es necesario saber si practican los valores fuera de ella también. Ésta sería una forma de conocerlos mejor.

Con la información que obtienen los reclutadores del rastreo en las redes sociales pueden elaborar un perfil personal y profesional del candidato, en base a:

  • Contenidos que genera en la red.
  • Tono de las intervenciones del candidato.
  • Temáticas en las que se centran sus participaciones en las redes sociales
  • Redes de contacto con las que se relaciona.
  • Temas de interés.
  • Capacidad de expresión.
  • Gustos del candidato.

Las empresas están valorando la información que va más allá del currículum, aquella que entregue detalles sobre los aspectos personales del candidato. De ahí la importancia de mantenerse activo en las redes sociales, pero siempre siguiendo una pauta prudente.

Estas plataformas son una valiosa herramienta de trabajo. Estudios realizados tanto en Europa como en América Latina revelan que cerca de la mitad de los empleados consideran que si se utilizan en el trabajo serían más productivos, mientras que el 37% de los empleados afirma que si le permitieran utilizarlas, realizaría mejor sus tareas.

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú señala que “la forma de establecer nuestras relaciones interpersonales ha cambiado. A la hora de comunicarnos con nuestros amigos, familiares, compañeros, etc., la mayoría prefiere hacerlo a través de alguna red social”.

“Las empresas optan por sacar ventajas de estos cambios y nuevas formas de comunicarse. Las redes sociales son una ventana de la vida de las personas, y las compañías se interesan por conocer más y mejor a sus colaboradores”, agrega Velarde.

 

 

Comentarios