La motivación , clave para retener a los trabajadores

909

La motivación de nuestros empleados es importante y para conseguir o no perderla a lo largo del tiempo, debemos mejorar la comunicación entre la empresa y los trabajadores, basar la relación en el respeto mutuo, buscar la conciliación laboral y familiar, reconocer al empleado el trabajo bien hecho y presentarle retos para que no caiga en la rutina.

Es tan importante que en cualquier área de estudios de los recursos humanos aparecerá que se debe tener un buen clima laboral para lograr el crecimiento y la expansión de cualquier tipo de negocio.

El fundador de Virgin Group, Sir Richard Branson, pronunció las acertadas palabras de que si tú cuidas y te preocupas de tus empleados, ellos cuidarán y se preocuparán de tu negocio y, así es, está más que demostrado que un clima laboral favorable fomenta empleados pro activos, haciendo que la empresa gane en rendimiento y, por tanto, en rentabilidad y beneficios.

Este tema de la motivación laboral es algo bastante reciente, ya que en el pasado las empresas no le prestaban atención por no considerarlo un factor relevante, así que para aquellos que todavía no están muy convencidos de sus beneficios, vamos a enumerar algunos de ellos:

  1. Cuidar del capital humano de la empresa mejorará sustancialmente la imagen que esta de cara al público y esto es un valor que no tiene precio hoy día, en un mundo en el que la imagen cuenta tanto y marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.
  2. Si los empleados se sienten valorados por la empresa y se sienten a gusto en su puesto de trabajo, donde reine un buen ambiente, su compromiso hacia la compañía aumentará. Esto se traduce en un mayor rendimiento laboral, los empleados satisfechos se vuelven más eficaces porque disfrutan con lo que hacen. 
  3. Los trabajadores desmotivados son más propensos a sufrir enfermedades, a faltar al trabajo, llegar tarde… esto nunca sucederá si tu plantilla está bien motivada, asegurando que el porcentaje de faltas y absentismo bajará notablemente en comparación a una empresa donde reina el hastío, la desgana y un mal ambiente.
  4. Si los empleados no se sienten bien en su puesto de trabajo, buscan nuevas salidas o nuevas opciones de crecimiento. Si en la propia empresa se le ofrecen oportunidades de promoción y sienten que tienen todavía mucho que aportar, evitarás que tus mejores empleados se vayan a otras compañías, aunque el salario de estas sea más elevado.
  5. La buena comunicación es la base de una relación sólida entre la empresa y el personal a su servicio, y hacer esto es totalmente gratis.
Comentarios