La inserción socio-laboral de los jóvenes y el futuro del trabajo

746

El mercado de trabajo va cambiando paulatinamente y se apoya cada vez más en el conocimiento y en la información. Las nuevas tecnologías de la información, la comunicación, la producción y automatización, modifican los perfiles de la cualificación profesional. Asimismo los flujos migratorios y la libre circulación de personas, pone énfasis en la idea de que los trabajadores deben ser capaces de enfrentarse a nuevas formas de trabajo.

Para situarse en el mercado de trabajo ya no basta con tener competencias técnicas en el sentido estricto de la palabra. Hacen falta competencias relacionadas con la “gestión” y la “comunicación”. Pero sobretodo capacidad de saber “estar” y “ser” persona.

¿Cuáles son los nuevos conocimientos y competencias que se demandan el mundo laboral?

1. Capacidad de interpretar y anticiparse

En la empresa actual al trabajador se le pide la capacidad de observación y reacción frente a las eventualidades o imprevistos, pero también y sobre todo que sepan prevenirlas desarrollando comportamientos y actitudes de “anticipación”. Las personas deben ser agentes del cambio, deben dibujar el futuro teniendo en cuenta, por un lado, el presente en el que estamos situados y, por otro, ser conscientes de que ya no funcionan las “recetas” del pasado.

2. Habilidad para operar con la abstracción

Existe una clara tendencia hacia un trabajo cada vez más abstracto utilizando indicaciones y lenguajes más que objetos materiales. Aprender a operar con la “abstracción” es una capacidad más necesaria a medida que las informaciones se presentan por diferentes medios de comunicación.

3. Capacidades y saberes apreciados en la mayoría de las ocupaciones

Existe una serie de competencias, conocimientos y destrezas lo suficientemente ricas y elementales que son válidas para distintos perfiles profesionales como podrían ser:

  • Autoestima:  Sin complejos de inferioridad que permitan a los jóvenes situarse críticamente en el nuevo entorno socio-profesional y logrando así adaptarse a los cambios que sean necesarios.
  • Capacidad de razonar y pensar: Integración de conocimientos tradicionales con los modernos. En un futuro cercano podremos comprobar que el conocimiento “intelectual y social” tendrá un papel fundamental en las empresas, ya que éste dará el tan buscado valor añadido. 
  • Los jóvenes deben estar preparados para desarrollar funciones de relación y comunicación que se basan en el descubrimiento de los demás, aprendiendo a escucharles y estar atentos a sus demandas. Debe establecerse un diálogo en el que todo el mundo pueda expresar libremente sus ideas; sólo de esta manera podremos establecer las bases para solucionar problemas y lo que es más interesante, imaginar nuevas posibilidades.
  • Trabajo en equipo: Basado en los principios democráticos de participación y cooperación. Esto sólo se conseguirá si somos capaces de educar en un ambiente tolerante donde se respete la individualidad de la persona y se fomente que la diversidad es una fuente inagotable de riqueza tanto personal como profesionalmente hablando.
  • Enfrentarse profesionalmente ante problemas no estructurados, analizarlos críticamente adoptando un espíritu ecléctico y tomar decisiones al nivel que le corresponda.
  • Creatividadque quedará demostrada en el interés y la pasión con la que realizamos nuestro trabajo.

4. Otras competencias consideradas valiosas

  • Capacidad para localizar la información
  • Capacidad para interpretar datos

En un mundo en el que continuamente estamos sometidos a un bombardeo de información serán de suma importancia tener claros el “Qué”,el “Cómo” el “Dónde”. el “Cuando” y el “Por qué”, es decir las 5w .  El hecho de que haya más información no significa que estemos mejor informados sino que muchas veces ocurre lo contrario, es decir, la sobresaturación de información provoca desinformación.

 

 

 

Comentarios