La influencia millennial en el dress code de la oficina

856

En los últimos años, las empresas se han modernizado cada vez más, permitiendo que las nuevas generaciones puedan lucir looks más modernos dentro de la oficina. Por eso, los zapatos de tacón quedaron para una ocasión especial y las zapatillas tomaron la delantera en la vida diaria.

Si bien la moda es un eslabón fundamental a nivel empresarial, la tendencia mundial en auge se inclina hacia el casual chic. Según los especialistas, este nuevo paradigma fue impulsado por la generación Millennial.

¿Cuáles son las tendencias?

En una encuesta realizada en 2016, OfficeTeam encontró que casi la mitad de los gerentes de alto nivel encuestados pensaban que sus empleados se vestían demasiado casualmente para el lugar de trabajo.

Casi un tercio usó la frase “demasiado descubiertos” para describir la elección de ropa de trabajo de sus empleados. Y sin embargo, incluso algunas de las instituciones corporativas más grandes y más viejas en América están relajando sus códigos de vestimenta.

Grandes multinacionales han hecho precisamente eso en los últimos años, incluyendo a IBM y General Electric, que han empujado sus propias circulares y han abrazado la cultura de la industria de la tecnología, dejando a un lado los pantalones oscuros y camisas blancas que fomentaban en el pasado. 

Vestirse de acuerdo a la ocasión

Esta tendencia también gana cada vez más terreno en Perú porque, exceptuando algunos profesionales del ámbito judicial o financiero, ya desde la década del 90 se introdujeron en la moda laboral las zapatillas, los jeans, los accesorios y los polos.

Sin embargo, es necesario aclarar que el atuendo que se selecciona debe ser consistente con las exigencias, requisitos y expectativas profesionales en relación al día laboral. Si por ejemplo, un empleado debe reunirse con un invitado o cliente, deberá vestir atuendos más formales de acuerdo con la ocasión.

En un mercado laboral altamente competitivo, las empresas buscan ser más creativas en cuanto a la forma en la que atraen a la gente. “Una forma es ofrecer una buena compensación, pero permitir vestir de manera menos formal cuenta también como un beneficio”, resaltó Brandi Bitton presidente OfficeTeam Los Ángeles.

 

Comentarios