Kimberly-Clark presenta su nueva línea de protección para trabajadores

564

En Perú se producen más de 20 mil accidentes de trabajo cada año, siendo la industria manufacturera, minería y el rubro de construcción, los sectores con mayor número de afectados.

En el marco de la seguridad y confort como las bases de las herramientas de trabajo para una gestión cada vez más productiva, la empresa Kimberly-Clark lanza al mercado su nueva línea de protección industrial: KleenGuard.

“Hemos comprobado, tanto en nuestro país como a nivel mundial, que si los trabajadores industriales cuentan con equipos de protección que además de ser seguros, sean cómodos y livianos, tendrán un mayor desempeño e incrementarán su productividad al trabajar. Es por ello que nuestro enfoque con KleenGuard es desarrollar productos que además de ser seguros y que cumplan con las regulaciones, le ofrezcan confort al usuario para que de esa manera realice un trabajo más productivo en su empresa”, resaltó Alejandro Salgar, Gerente General Kimberly-Clark Professional para Perú, Bolivia y Paraguay.

Es importante destacar que Kimberly Clark es el tercer productor de tela no tejida más grande del mundo y que esta tela es utilizada en la confección del portafolio de trajes KleenGuard, junto a sus propias tecnologías y patentes.

Además, dentro del portafolio manejan diseños exclusivos réflex, haciéndolos 7.5 veces menos propensos a desgarros, con 12% más de espacio en el pecho y 6% más de longitud, proporcionándole mayor confort al usuario.

Cabe mencionar que para esta cartera se elaboran prototipos, considerando los movimientos que hacen los trabajadores en sus tareas diarias y de esa manera cada modelo vaya acorde a sus necesidades.

Por su parte, la línea de guantes de protección se divide en 4 modelos: aquellos para usos generales, los recubiertos, los que tienen protección a corte y los que tienen protección a químicos. Por otro lado, el portafolio de visuales se presenta en 2 familias: lentes para protección contra partículas y monogafas contra salpicaduras.

 

Comentarios