Hacer que los trabajadores se sientan más jóvenes mejora la productividad

1504

Rejuvenecer la edad de una planilla envejecida contribuirá al aumento del rendimiento global de una empresa

cansado2

 

Un nuevo estudio llevado a cabo por la profesora del IESE, Anneloes Res, Florian kunze y Heike Bruch ha puesto de manifiesto que eso de que la juventud se lleva por dentro, tiene mucho de cierto. Y es que, según los expertos, el hecho de que los empleados se sientan más jóvenes resulta muy favorable para las compañías, debido a que, gracias al cumplimiento de los objetivos, la empresa obtiene a cambio un mayor rendimiento, sobre todo aquellas cuyo trabajo sea dinámico.

La investigación hace hincapié en que el ser humano tiene dos edades. Una real y otra subjetiva (la edad como nos sentimos). El sentirnos jóvenes no es solo una ventaja para la salud, sino también para desenvolvernos en el ámbito laboral, es decir, como profesionales. La valoración de nuestra edad subjetiva está vinculada a las referencias personales y a las referencias en la organización, como la edad asociada a un determinado cargo.

La juventud está estrechamente conectada con la búsqueda del crecimiento personal y profesional, así como una visión a largo plazo, mientras que la vejez lo está con el conformismo y una visión a corto plazo.

He aquí la importancia de que los empleados se vean así mismos más jóvenes, ya que se esforzarán más en el trabajo. Esta actitud es un requisito indispensable en empresas inmersas en una coyuntura de cambio, pues los trabajadores deberán ser flexibles, tener ganas de aprender nuevos conocimientos y estar continuamente motivados para cumplir con los objetivos.

Por el contrario, en empresas más estáticas la edad subjetiva es relegada a un segundo plano, pues no es tan relevante para estas compañías en donde apenas se producen cambios.

Condicionantes externos
La investigación también reveló que el entorno de la empresa influye en la edad subjetiva, ya que los trabajadores se desenvolverán dependiendo del ambiente que existe a su alrededor. Igualmente, la percepción de que su trabajo importa aumentará su satisfacción y reducirá su edad subjetiva. La investigación manifestó que la disminución de la edad subjetiva suele darse en empresas con prácticas en RR.HH. inclusivas respecto a la edad y que evitan los estereotipos.

La edad, un parámetro más
La muestra con la que trabajo el estudio englobó a 107 firmas alemanas de cinco áreas: producción, distribución mayorista, distribución minorista, servicios y finanzas. En total participaron 15.164 empleados, entre los que se encontraban ejecutivos de RR. HH. a quienes se les preguntó sobre las prácticas en su departamento, y altos directivos, a los que se inquirió sobre el rendimiento global de la empresa.

Gracias a ellos los estudios mostraron que la media de la edad subjetiva de los trabajadores más jóvenes (menores de 25 años) era algo mayor a la real, mientras que el efecto se invertía en los mayores, acrecentando la diferencia entre la edad real y la subjetiva. En la muestra se verificó que la edad subjetiva se colocaba, de media, cuatro años por debajo de la real.

Algunas investigaciones previas, señalaron por ejemplo que en Reino Unido la diferencia entre la edad subjetiva y la real es de casi diez años, mientras que en China es de solo diez meses.

 

Comentarios