Gratificación se pagará sin descuentos

676

El pleno aprobó el proyecto de ley que amplía hasta el 2014 el beneficio de los trabajadores a recibir libre de descuentos sus ingresos por gratificaciones de Fiestas Patrias y Navidad.

Ese beneficio venció el año pasado y el Ministerio de Economía y Finanzas reiteró la semana pasada su oposición a la ampliación al 2014 dado que se desfinanciaría al seguro social (Gestión 19.05.2011).

De ese modo el Ejecutivo podría observar la autógrafa de ley. Pero los voceros de los candidatos presidenciales Keiko Fujimori (Fuerza 2011) y Ollanta Humala (Gana Perú) no tienen la intención que el gobierno de salida.

Alejandro Aguinaga, vocero de Fuerza 2011, dijo que los descuentos solo se deben aplicar para los doce meses del año y no deben regir en las gratificaciones.

Similar opinión tuvo el representante de Gana Perú, Daniel Abugattás, de manera que fuese quien fuese el nuevo presidente el próximo gobierno mantendrá ese beneficio.

En la práctica los trabajadores formales recibirán un 22% más en sus ingresos por las gratificaciones, pues no se les descontará el 13% del aporte que destinan a las AFP, mientras que el 9% que el empleador destina a EsSalud no irá al seguro social sino a la cuenta del trabajador.

A modo de ejemplo, un trabajador que percibe una gratificación bruta de S/.1,000, el empleador ya no le retendrá los S/. 130 (13%) para su AFP, y con los S/. 90 (9%) adicionales por el seguro, recibe S/. 220 más (22%).

La medida se viene aplicando desde el año 2009 por una iniciativa del congresista Víctor García Belaunde para que los trabajadores cuenten con los recursos necesarios para afrontar el impacto de la crisis externa.

Sin embargo, un grupo de apristas insisten en que se desfinancia al seguro.

“A EsSalud le ha sobrado S/. 513 millones, por eso no tiene un desfinanciamiento, y lo que necesita es una mejor administración de sus recursos”, anotó García Belaunde.

El laborista Jorge Toyama estimó que se beneficiará a casi 3 millones de trabajadores (2.6 millones del sector privado y unos 300 mil del sector público que operan bajo el régimen privado), pero subrayó que la medida perjudicaría al seguro social pues le restaría recursos para brindar atenciones de salud.

 

Fuente: Diario Gestión
 

Comentarios