Forme su propio equipo estelar

663

Usted evaluó el talento de su compañía y encontró una abundancia de empleados de alto desempeño. Sin embargo, por alguna razón el desempeño general de la empresa no está donde debería de estar. ¿Por qué?

No basta con contratar a los mejores. Si queremos impulsar la productividad también hay que desplegar a esa gente.

Fuerzas que suman

Una de las mejores formas de hacerlo es creando equipos estelares. Estos equipos permiten multiplicar las fuerzas. Muchas firmas no sacan provecho de este efecto multiplicador pues estorban sus prácticas organizacionales.

Aquí le damos algunos consejos para ayudarlo a superar esos obstáculos.

Algunas empresas califican a los individuos en relación con los demás y brindan recompensas desproporcionadas a los de mayor rendimiento. Esos sistemas de “calificación apilada” pueden parecer atractivos pero trabajan en contra de los equipos de alto desempeño. Cuando hay una calificación apilada, los jugadores “A” generalmente se niegan a colaborar con otros jugadores por temor de que se vea afectada su compensación. Escapamos de esta trampa recompensando a los equipos, en lugar de a los individuos.

Otro paso a seguir es poner a los mejores líderes a cargo de los mejores equipos. Los buenos jefes sacan lo mejor de sus empleados haciendo que trabajen más productivamente.

Las empresas que aprovechan la potencia de los multiplicadores de fuerzas pueden esperar incrementar significativamente la productividad de su capital humano.

© 2012 Harvard Business School Publishing Corp. Distributed by The New York Times Syndicate.

 

 

Comentarios