Formación in-company: ventajas e inconvenientes

632

Muchas empresas se preocupan por la tasa de retorno que obtienen de la inversión en publicidad, pero pocas de ellas se paran a pensar cuán beneficioso es la formación In-Company.

La formación in-company consiste en una formación impartida por los expertos en tu área de trabajo, diferente del aprendizaje tradicional, puesto que permite ver de primera mano todos los conocimientos que vas aprendiendo en el entorno laboral. Los docentes que pueden estar directa o indirectamente relacionados con la empresa, imparten nuevos conocimientos y destrezas a los empleados, utilizando todo tipo de técnicas: actividades en equipo, materiales audiovisuales, etc.

Pero,  ¿realmente vale la pena formar a los trabajadores? En este artículo os desvelamos las claves para saber hasta dónde puede llegar la formación in-company.

¿Cuáles son las ventajas de la formación in-company?

Qué le aporta al empresario

  • Escoger qué destrezas y conocimientos tienen que aprender los empleados. Como empresario escoges qué quieres que tus empleados aprendan y de qué manera.
     
  • Aumento de la productividad gracias a programas de formación que sirven para resolver dudas que puedan surgir en el día a día.
     
  • Centrarse en nichos de mercado que antes no había explorado gracias a una plantilla mejor preparada. Los trabajadores adquieren nuevas habilidades que les sirven en su trabajo diario, así podemos establecer nuevos objetivos para la empresa.
     
  • Demostrar al equipo de trabajo que estás invirtiendo en su formación y que se les valora; fidelizando a los trabajadores, fidelizamos a los clientes.
     
  • Responder ante el cambio inminente para poder solucionar los problemas que se presenten.

Qué le aporta a los trabajadores

  • Obtener nuevos conocimientos hará que mejoren en su rendimiento diario y que puedan alcanzar nuevos objetivos que la empresa marque.
     
  • Poder ofrecer una ayuda al equipo de trabajo y al resto de departamentos, gracias a los nuevos conocimientos adquiridos.
     
  • Estar en la constante actualidad para poder conseguir los nuevos objetivos que se vayan marcando en la empresa.
     
  • Sentirse valorado por la empresa y plantearse nuevas metas. Exigirse más ahora que se tiene una mayor formación.

¿Cómo podemos combatir los inconvenientes?

  • Reducir el estrés que pueda causar el sobreentrenamiento. Definir un plan estratégico de formación: qué queremos que aprendan nuestros empleados, cómo lo queremos enseñar y cuáles son los objetivos a alcanzar. Establecer un plan de contenidos ayudará a conseguir los objetivos marcados a priori.
     
  • Evitar distracciones alegando trabajo a profesionales no cualificados o responsabilidades innecesarias.
     
  • Evitar la sobrecarga de trabajo en todo momento, saber cómo delegar la responsabilidad de aprender los nuevos conocimientos.
     
  • Crear actividades que sirvan para no perder el centro de interés. Ya sea a través de trabajos en equipo o retos que tengan que motiven a los trabajadores. Por ejemplo, premiarlos si consiguen mayores beneficios en una campaña.
     
  • Poner en práctica todo lo aprendido. Que no solo se quede en papel los nuevos conocimientos adquiridos sino que sirvan para ayudar en el día a día de la empresa.

¿Por qué apostar por la formación in-company?

La conclusión es clara, apostar por una formación hoy es apostar por un buen futuro de la empresa mañana.  Desde luego que seas una pyme (a través de cursos intensivos de corta duración) como una multinacional (programas más extensos), la apuesta por la formación de tu plantilla es un plus de valía asegurado.

En IEBS apostamos por una formación sólida para poder desempeñar cualquier empleo, y es que las nuevas profesiones digitales como SEO, traffic manager o marketing strategist están cada día más demandadas.

 

Fuentes: IEBS

 

Comentarios