Familias de niveles C, D y E en Lima con dificultad para obtener empleo

725

Es un hecho. Las últimas variables de empleo en Lima Metropolitana han mostrado datos por demás preocupantes para el Gobierno de Ollanta Humala.

Según el analista de Estudios Económicos de Apoyo, Víctor Hugo Matienzo, el motivo es que hay un claro deterioro en las condiciones para encontrar empleo, lo cual se visualiza con mayor incidencia en las familias de los niveles socio económicos C, D y E.

“Hay un menor ritmo de crecimiento de la demanda por trabajadores observado en los últimos meses”, manifestó a Gestión.

Explicó que en Lima Metropolitana el crecimiento del empleo dependiente fue de solo 0.5% en el segundo trimestre del año, un ritmo mucho menor al observado en el 2012, que fue de 4.8%.

“Es por ello que la reciente moderación del empleo dependiente se explica por el deterioro de los márgenes de ganancia en algunos sectores (debido a la caída de los precios de los metales, la fuerte depreciación del tipo de cambio y el aumento en costos de financiamiento), así como por el deterioro de la confianza empresarial”, anotó.

Sobre este último punto, el BCR informó que a julio la confianza empresarial cayó a 50 puntos, a solo un punto del tramo pesimista, y en su nivel más bajo en los últimos 25 meses (más información en la página 14).

De otro lado, el jefe de Análisis Macroeconómico de Apoyo, José Carlos Saavedra, indicó que si bien hay una moderación en el crecimiento del empleo, esa tendencia se presenta con mayor incidencia en trabajadores menos calificados en el sector manufacturero (obreros) y en empresas pequeñas.

“En esos rubros es donde el empleo está creciendo cero o está cayendo en el segundo trimestre”, dijo.

En ese sentido, explicó que el empleo de personal más calificado, de empresas grandes, y vinculadas al comercio y servicios, está creciendo entre 5% y 6%.

Lo que se viene

Ahora bien, según Apoyo Consultoría, la desaceleración en el empleo dependiente habría generado que los trabajadores menos calificados se autoempleen, para evitar un fuerte deterioro en sus ingresos familiares. “Lo preocupante es que este empleo, en su mayoría, es informal y de bajos ingresos. En otras palabras, no es de calidad”, indicó el analista.

Al respecto, sostuvo que debido al deterioro de la confianza empresarial se espera que el ritmo de contrataciones en las empresas grandes continúe su tendencia de moderación en su ritmo de crecimiento.

“Así, el empleo total en Lima Metropolitana podría terminar el año creciendo a una tasa que vaya en el rango entre 2% y 3%”, estimó a Gestión.

 

Fuente: Diario Gestión

 

 
Comentarios