Estrategias para fomentar el orgullo de pertenencia en tus empleados

2189

Conseguir dar con el equipo ideal en tu departamento nunca es fácil, y es que a la ardua tarea de reclutar los perfiles más adecuados para tu empresa, se une la aún más difícil misión de retenerlos, una vez totas las piezas del puzzle encajan. Solemos pensar que basta con ofrecerles unas condiciones de sueldo óptimas, o proyectos ilusionantes, pero en la práctica, hay otros elementos vitales para fomentar su permanencia, y también su orgullo de pertenencia.

recursos_humanos_orgullo

Universia, la red global que engloba el conjunto de universidades iberoamericanas, nos propone a continuación una serie de consejos para que tu personal se sienta cómodo en su puesto y que tu plantilla de trabajadores calificados se mantenga intacta en el tiempo.

Busca perfiles con intereses o formas de trabajar comunes

A la hora de buscar candidatos, es fundamental que encuentres trabajadores que tengan formas de trabajar o principios similares a los tuyos. Esto te facilitará la tarea diaria. Al coincidir en criterios básicos, evitarás roces e incluso tener que explicar el porqué de muchas cosas relativas a tu forma de trabajo y la que requerirás que esa persona desarrolle.

La estabilidad en puestos anteriores cuenta

Si lo que buscas es formar un equipo estable, un factor clave para decidirte entre dos candidatos con perfiles similares, es fijarte en sus experiencias anteriores, así como el grado de compromiso que han demostrado a lo largo de sus carreras laborales.

A pesar de los estragos producidos por la crisis económica, y considerando que siempre pueden haber excepciones, ten en cuenta la permanencia de la persona en sus distintos empleos para considerar si se trata de alguien con cierta estabilidad o no.

Comunicación fluida responsable-empleado

Una vez elegida la persona indicada para el puesto, es fundamental que mantengas una comunicación constante con él o ella, en sentido bidireccional: Pregúntale si está a gusto y toma nota tanto de lo positivo como de lo negativo, para mejorarlo.

Interacción del equipo

Y no sólo entre tú y tu empleado: un equipo siempre sale beneficiado si hay un buen ambiente de trabajo colectivo.

Incentiva la comunicación y la interacción entre los trabajadores siempre para que puedan generar lazos, por lo menos laborales, y fuertes. Así crearás sentido de pertenencia en ellos. Para lograrlo, es recomendable crear espacios de intercambio tanto en el ámbito laboral como fuera de él.

Por ejemplo, organiza puntualmente actividades after-work, que contribuyan a la unión del grupo, o resérvate un espacio durante la semana para desayunar todos juntos. A veces, estos momentos informales son fundamentales para que el trabajo en equipo sea lo más efectivo posible después.

Motiva al equipo con proyectos retadores

Es necesario que, como jefe o empresario, pienses siempre en grande y que tus metas sean ambiciosas. Aunque en exceso pueda ser contraproducente, apostar a más, es bueno. Y debes trasladar esto a tus empleados creando una cultura en la empresa y políticas acordes a estos criterios.

En este sentido, no pienses en metas sólo a corto plazo. También es importante que pienses a futuro para no subestimar ni la capacidad de la firma ni la de los empleados que hacen a ella. Piensa en meses pero también, y especialmente, en años o incluso de cara a las próximas décadas.

Sé transparente

Mantener al personal al tanto de lo que sucede en la compañía es positivo y termina beneficiando el ambiente de la firma, la productividad de cada uno y así las finanzas de la compañía.

Especialmente en situaciones de crisis corporativas, optar por la transparencia en la comunicación de problemas te ayudará a mantener el sentimiento de confianza de tus empleados contigo y con la empresa. De esta manera, ellos se sentirán partícipes de lo que sucede en la organización, y valorarán tu confianza y compromiso con ella.

 

Comentarios