Estoy sobre calificado ¿Qué hago?

1133

“Lo siento, usted no cumple con el perfil del cargo. Está sobrecalificado”, es una frase que a menudo reciben como respuesta los postulantes a una oferta de trabajo. Por lo mismo, tanto título en el currículum, más que ofrecer una buena oportunidad cuando se busca trabajo, en ocasiones cierra puertas. Por algo la cesantía ilustrada, como se ha llamado a los profesionales o técnicos con varios cartones bajo el brazo que no pueden encontrar empleo, se ha transformado en un tema recurrente de conversación.

¿Que hay detrás de todo esto? Aquí es necesario separar los casos, porque mientras existe un grupo de profesionales que se resiste a “rebajarse” y tomar un cargo de menor envergadura, por otro lado están las empresas que evitan contratarlos porque temen que el sobrecalificado se vaya en cuanto encuentre un cargo que le acomode. Por eso, a la hora de postular a algún trabajo debes tener cuidado de no adornar mucho tu hoja de vida.

Uno de los errores más comunes de lo jóvenes es creer que entre más títulos, puede aumentar las oportunidades, sin embargo, esto puede dificultar aún más la búsqueda de trabajo, ya que la pirámide se va achicando cuando las expectativas laborales son mayores.

El ajuste de las competencias del trabajador y las requeridas es fundamental para un puesto de trabajo, de lo contrario existirá frustración laboral, y lo más probable es que el capital humano termine migrando al poco tiempo.

A continuación te entregamos algunos tips para obtener ese empleo, aun cuando estés sobrecalificado:

  1. Aclara tus ideas
    Analiza tus razones para aceptar un trabajo con un nivel académico o exigencias menor al que posees, de esa forma no te sentirás frustrado si consigues el trabajo.
  1. Haz un compromiso de al menos 18 meses
    Los empleadores temen que los trabajadores experimentados abandonen el barco tan pronto como encuentran un trabajo mejor. Promete quedarte por lo menos un año y medio.
  1. Sé honesto
    Sé honesto contigo y con la empresa, expresa tu interés en el puesto y el compromiso de trabajar duro.
  1. Desvía las discusiones sobre dinero
    Si bien es un tema importante, no debe ser la principal motivación por el cargo, ya que esto alertará al reclutador que puedes migrar en cualquier momento ante otra mejor oportunidad.

“Si te has dado cuenta que el proceso de búsqueda de empleo se te ha dificultado porque estás sobrecualificado, no mientas, sino que diles el valor agregado que obtendrá la empresa al contratarte.  Explica que ofrecerás un mayor nivel de productividad y promete quedarte”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

Comentarios