Este mes debatirán pago de interés ‘gravoso’ en deudas laborales

980

En este mes la Comisión de Trabajo priorizará el debate del proyecto de ley que busca establecer el pago de un interés ‘gravoso’ en las deudas laborales determinadas por sentencias judiciales y no vienen siendo cumplidas por algunos empleadores.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Tubino, adelantó que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) se ha pronunciado a favor de la iniciativa, por lo que se prevé que sea aprobada este mes.

“Con este proyecto se quiere atacar a los malos empleadores que son reacios a pagar las deudas laborales pese a tener encima una sentencia judicial, laudo arbitral o acuerdo conciliatorio o acto administrativo”, sostuvo Carlos Tubino.

Actualmente cuando un trabajador gana una demanda a la empresa por el incumplimiento del pago de su remuneración desde hace varios meses o años, se obtiene el pago de la deuda más un interés legal.

La iniciativa plantea crear un interés ‘gravoso’ sobre el interés legal solo en los casos en que el empleador se niegue a acatar la sentencia.

Específicamente se trata de establecer la capitalización de los intereses legales. En caso se apruebe la iniciativa por parte de la comisión y posteriormente por el pleno del Congreso, corresponderá al MTPE fijar una tasa de interés de capitalización en el reglamento de la eventual norma.

LGT

Por otro lado, Tubino dijo que su comisión no tienen ningún problema en reabrir el debate del proyecto de Ley General del Trabajo (LGT) que ya lleva más de diez años de discusión.

“No hay problema si se puede debatir en esta legislatura, por eso hemos pedido opiniones a los sectores en cuestión (MTPE, empleadores y trabajadores). No tenemos ningún temor en avanzar en este proyecto pero manteniendo un consenso, pues no se trata de sacar una redacción que se incline a favor de los empresarios o a favor de los trabajadores”, subrayó.

Cabe anotar que en diciembre el MTPE discutirá sobre un informe técnico acerca de la LGT.

 

Fuente: Diario Gestión

 

Comentarios