Empresas que no concilien tendrán problemas con la Ley Procesal de Trabajo

625

La entrada en vigencia de la nueva Ley Procesal del Trabajo en Lima para el próximo 5 de noviembre, traerá un cambio en la visión de las empresas, trabajadores y hasta del Poder Judicial (PJ).

En opinión de Germán Lora, laboralista del Estudio Payet, Rey, Cauvi, lo más resaltante de dicha ley será la celeridad en la resolución de las demandas laborales, las cuales pasarán de un promedio de cinco años a seis meses.

Con ello, si antes los trabajadores pensaban dos veces para ir a un juicio por el tiempo y costos, ahora que los plazos son más expeditivos, habrán más demandas judiciales, dijo Lora.

Así, consideró que un peligro para las empresas es no aprender a conciliar cuando hoy en día se dan facilidades para que ello ocurra, en vez de recurrir al PJ.

“El peligro para las empresas es no hacer bien las cosas en sus relaciones laborales. Si eso pasa, habrá un fácil reconocimiento por parte del PJ de un fallo a favor del trabajador”, explicó.

No obstante, Lora afirmó que siendo un poco más optimista, si la norma funciona bien ayudará a reducir los conflictos laborales.

Al respecto, estimó que en un escenario positivo en el corto plazo un 50% de las demandas judiciales laborales se resolverían vía conciliación pues las empresas verán que esta es la mejor forma de cerrar el tema.

Control

Para Lora, si bien la nueva ley es una buena medida debe tenerse mucho cuidado en su aplicación pues las partes involucradas podrían no tener la capacidad de hacerlo.

“Algo así ya está pasando en provincias. En los dos juzgados laborales de Chiclayo hay cerca de 5,000 casos en un año de vigencia de la norma. El manejo es incontrolable”, subrayó Lora.

Fuente: Diario Gestión
 

 

Comentarios