Employer branding: el arte de enamorar al empleado

570

Una empresa que aspire liderar su mercado no le basta con seducir a los consumidores; también debe enamorar a los trabajadores, tanto a quienes ya forman parte del staff como a aquellos desconocidos que buscan empleo. Es el momento del Employer Branding.

Este concepto nace por la necesidad de conquistar también al capital humano y consiste en la aplicación de las técnicas del marketing al mercado laboral para lograr que los profesionales de talento, pieza clave para toda compañía que quiera ser exitosa, la elijan para trabajar.

El Employer branding parte de definir los valores de la empresa como lugar en el cual personas trabajan y se desarrollan. Tiene que ver con la generación de expectativas de lo que significa trabajar en la empresa, pero también con la percepción que tienen de la experiencia de trabajo una vez que se incorporan.

Para generar la imagen de marca hay que poner en marcha un círculo que va de la reputación externa al reconocimiento interno y viceversa: Así, la satisfacción del empleado se percibirá fuera y hará que se confirme una imagen pública de marca como empleador. Esta imagen pública contribuirá a hacer que los empleados se sientan orgullosos de la empresa en donde laboran.

4 modos para convertir empleados en embajadores de la empresa

1.    Propósito atractivo y trascedental. El tener un propósito atractivo hace que la identidad de la empresa, su cultura, sus valores más íntimos conformen marca como empleador.

2.    Procesos de gestión. Es importante implementar procesos de gestión de personas competitivos y alineados con las mejores prácticas del mercado, desde el reclutamiento hasta la desvinculación.

3.    Una excelente comunicación interna refleja una excelente comunicación externa. Resulta básico fortalecer la comunicación interna para favorecer una actitud positiva hacia la empresa como empleadora.

4.    Calidad directiva y gerencial. Indudablemente, la calidad de la estructura directiva y gerencial de la empresa, quienes tienen que priorizar y perfeccionar su management, reforzando así la propuesta de valores de la empresa a sus empleados y apoyando la puesta en valor de todo aquello que la empresa ofrece a su gente.

Desde luego, la compañía debe comunicar externamente su propuesta de valor como empleador a través de un plan específico orientado al mercado laboral, porque la única forma de trascender que tiene es transmitiendo su legado, su leyenda y razón de ser.

 

 

Comentarios