¿Empleadores pueden revisar los correos corporativos de sus trabajadores?

776

Desde el correo corporativo se emiten y reciben cientos de mensajes de índole laboral, los cuales se intercalan con diálogos privados como los que se suelen entablar con familiares o amigos del trabajo.

Reglamento Interno del Trabajo

Las buenas prácticas implican pedir a los trabajadores una autorización al momento de contratarlos. Se les explica que existe un reglamento interno que establece que sus correos electrónicos o comunicaciones profesionales provistas por el empleador podrán ser monitoreadas.

Hoy casi todas las comunicaciones fluyen por el correo corporativo, pero el monitoreo en dichos medios debe ser solo de lo que atañe a la empresa y no sobre aspectos personales.

¿Qué debe hacer el trabajador ante un control ilegal de su correo por parte de la empresa?

El trabajador que considere que se vulneran sus derechos como empleado debe poner en conocimiento sus problemas a los representantes laborales, que, posteriormente, deben pedir información al empresario del que se sospecha una mala práctica.

Además, se puede plantear presentar una denuncia ante el Ministerio del Trabajo para que varios inspectores acudan a la empresa y observen los métodos de vigilancia, pronunciándose sobre su legalidad.

En la denuncia, el trabajador debe identificarse, es decir, la denuncia no debe ser anónima. Aunque, eso sí, puede denunciar cualquier persona que, incluso, no sea trabajador de la compañía. En esa denuncia se deben incluir:

  • Datos personales de la persona que pone la denuncia.
  • La descripción de los hechos por los que se realiza la denuncia.
  • Fecha y lugar donde se han producido los hechos.
  • Identificación de los responsables.
  • Aportación de documentación con la que se pueda justificar los diferentes hechos denunciados.

Si son ilegales estas conductas por la empresa, descubiertas por los inspectores, pueden existir sanciones administrativas para las corporaciones y una orden de retirada del control que se esté ejerciendo.

El gran reto de las organizaciones

El gran reto con las nuevas generaciones es tanto informático como cultural. Las empresas que venden software de seguridad ya ofrecen soluciones que realizan un monitoreo selectivo, entendiendo el uso laboral y personal que se da a los celulares, pero no pueden ser instaladas sin que exista dentro de la corporación una política clara de informar a los empleadores sobre la existencia de la misma. 

Se trata de respetar la Constitución, informar adecuadamente a los colaboradores y crear consciencia sobre la importancia de seguir cuidando la privacidad de la data que se maneja al interior de la empresa. 

 

Comentarios