El gran motivo para contratar empleados superestrellas no es el trabajo que hacen

606

La mayoría de las compañías dirán que quieren contratar y retener “jugadores A”. ¿Y por qué no? Es difícil objetar la idea de formar una compañía en torno al mejor talento posible.

¿Pero qué tiene el talento de las superestrellas que realmente mejora el desempeño? Un documento de investigación reciente del Buró Nacional de Investigación Económica, una organización no lucrativa estadounidense, examina esta cuestión analizando departamentos académicos donde la productividad puede medirse en términos de documentos publicados y citas de otros investigadores.

Las superestrellas fueron definidas como académicos clasificados por arriba del 90 percentil con base en publicaciones ponderadas por citas. El documento señala tres formas en que las superestrellas pueden mejorar una organización.

Mucho y rápido

La primera es el incremento directo en la producción que puede tener una superestrella. Contrate a alguien que pueda terminar rápido mucho trabajo de gran calidad y su firma empezará a producir más excelente trabajo.

Pero esto representa solo una pequeña fracción del cambio que tienen las superestrellas sobre la producción. Los autores escriben: “En promedio, la producción a nivel departamento se incrementa 54% luego de la llegada de una estrella. Una fracción significativa del efecto estrella es indirecto: luego de eliminar su contribución directa, la producción a nivel departamento sigue aumentando 48%”.

El documento analizó dos explicaciones distintas para este efecto indirecto: que la superestrella haga que sus colegas sean más productivos, y que ayude a la organización a contratar mejor talento.

Los investigadores encontraron que el impacto de la superestrella sobre la contratación fue por mucho el motor más importante de la mejora en la productividad organizacional. Apenas un año después de que la superestrella se una al departamento, la calidad promedio de los que se suman a la organización en todos los niveles aumenta significativamente.

Finalmente, es crítico considerar el impacto que el contratado pudiera tener sobre la contratación. Al menos en algunos casos, el efecto más grande de contratar una superestrella es a quién le permite contratar después.

Fuente: Diario Gestión

 

Comentarios